11 enero 2017

La risa de Diane Lockhart


"The good wife" arranca con un escándalo y con una mujer intentando reconstruir su vida entre la onda expansiva de dicho escándalo. Era lógico que su spin-off, "The good fight", también tuviera ese punto de partida, sólo que es Diane Lockhart la que se encuentra en la posición que tenía Alicia Florrick al principio de su serie; una estafa la deja sin el dinero que tenía ahorrado para su jubilación, y tiene que volver a ejercer como abogada. Eso es, al menos, lo que deja entrever el trailer de la serie, que CBS All Access estrena el 19 de febrero, y en la que Diane estará acompañada por Lucca Quinn, la hija de Eli Gold y un nuevo personaje, interpretado por Rose Leslie, que está afectada mucho más directamente por esa estafa.

Es muy curioso que sea, otra vez, la recuperación de un escándalo lo que ponga en marcha esta serie, pero la diferencia en las situaciones vitales de Alicia y Diane en cada momento, probablemente, va a dar su diferencia a ambos títulos: la señora Florrick había aparcado su carrera para criar a sus hijos, y tiene que empezar casi de cero para poder retomarla. Diane, por su parte, sentía que ya había llegado al final de la suya, que ya había dado todo lo que tenía que dar al ejercicio de la abogacía, pero las circunstancias le obligan a seguir adelante.Su crisis es más profesional que personal, aunque es muy probable que una y otra esfera se entremezclen, como ocurría habitualmente en "The good wife" (lo que siempre traía problemas).

Centrar "The good fight" en Diane Lockhart es la mejor decisión que CBS y Robert y Michelle King pudieron tomar porque siempre fue una protagonista atrapada en tramas de secundaria. Lo peor de las últimas temporadas de la serie original, cuando el centro se puso con mucho más énfasis en Alicia y sus ambiciones políticas (o su falta de ellas), era que los guionistas no consiguieran darle a la Lockhart historias a su altura. Que protagonizara la última escena fue una gran reivindicación de su relevancia, del papel de apoyo y de contraste que había jugado frente a Alicia Florrick. Mientras ella aprendió a moldear sus principios para conseguir sus propósitos, Diane lograba, casi siempre, operar dentro de ellos, sin dejar de ser conscvente de que, al mismo tiempo, tenían que ser mínimamente elásticos.

En un mundo lleno de cínicos como el de "The good wife" (y suponemos que también "The good fight"), Diane Lockhart es una roca de estilo, de inteligencia y de espíritu de resistencia. Los prpblemas económicos del bufete, sus disputas con Will Gardner (y con David Lee), las promesas incumplidas de que entraría en el Tribunal Supremo, sus tira y afloja con Alicia... Fue capaz de superarlo todo y de seguir adelante sin perder la compostura (casi nunca), y ya le tocaba que alguien le diera a ella, a Christine Baranski, una serie en la que fuera la gran protagonista. Da igual que el poster lo comparta con Cush Jumbo y Rose Leslie.
Publicar un comentario en la entrada