16 noviembre 2015

Tragedia más tiempo


Cuando en el Mundo Real sucede una gran tragedia, las series y las cadenas de televisión suelen reaccionar ante ella de diferentes maneras. En el caso de los atentados de París del pasado viernes, una de esas maneras ha sido la elegida por CBS de sustituir los episodios de esta noche de "Supergirl" y "NCIS: Los Ángeles" por los de la semana siguiente, ya que sus tramas tenían similitudes con lo ocurrido en la capital francesa que podían herir sensibilidades. Este verano, USA aplazó una semana el final de temporada de "Mr. Robot" porque incluía un hecho demasiado parecido a un tiroteo contra una periodista y un cámara de televisión mientras estaban cubriendo una noticia, y estos ejemplos no son los únicos en los últimos tiempos.

Tiroteos en institutos y colegios en Estados Unidos obligaron en su momento a retirar, o retrasar, episodios de "Bones", "Haven", "Hannibal" (en ese caso, por el atentado en el maratón de Boston) y "Buffy, la cazavampiros", cuyo capítulo "Earshot" tenía que haberse emitido sólo una semana después del tiroteo en Columbine, y se aplazó hasta dos meses después del final de la tercera temporada. Son casualidades, momentos de mala suerte para esas series, que ven como la realidad se acerca demasiado a la ficción y las termina atropellando. Los guionistas de "The Lone Gunmen" no se imaginaban que la colisión de un avión contra el World Trade Center que habían incluido en su piloto se haría realidad, un año más tarde, el 11 de septiembre de 2001.

Sin embargo, las series pueden también reaccionar ante determinadas tragedias optando por reflejar sus efectos en la sociedad. El 11-S bien puede ser el ejemplo más importante, con reacciones muy inmediatas como la de "El ala oeste de la Casa Blanca" (apenas semanas después de aquel atentado) o más reposadas y centradas en las consecuencias que aquello tuvo (y tiene todavía) en la política estadounidense y en su sociedad, caso de "Battlestar Galactica" y "Rescue me", cuyos protagonistas eran bomberos de Nueva York que intentaban todavía superar lo que habían vivido (y perdido) en las Torres Gemelas.

Si Woody Allen decía que la comedia es tragedia más tiempo, a veces la misma fórmula se aplica al drama. De algunos temas no se puede hablar en caliente no tanto porque puedan resultar insensibles, sino porque hace falta algo de distancia, tiene que haber pasado un poco de tiempo para poder contar algo sobre ellos que realmente aporte algo a la serie. Sermonear sobre una tragedia dos semanas después de que se haya producido no hace que un capítulo sea automáticamente bueno o destacable. A lo mejor, unos meses más tarde se encuentra la manera de hablar sobre esa tragedia con mucho más acierto.

Música de la semana: Una de las mejores selecciones musicales que tuvo nunca "The Americans" fue "To love somebody", una versión de los Bee Gees a cargo de Roberta Flack, y que ha vuelto a sonar hace muy poco en "NCIS".
Publicar un comentario en la entrada