02 mayo 2006

Homenajes, plagios... Intertextualizaciones


En cuanto entras en la cultura pop por la puerta grande, ya puedes echarte a dormir. Y en cuanto sales en un capítulo de "Los Simpsons", ya eres definitivamente de lo más grande (con permiso de Rocío Jurado, claro).
Mr. MacGuffin sigue con su obsesión actual por "Verónica Mars", y ésta es una serie plagada de referencias a la cultura pop, como que la cafetería donde trabaje Verónica se llame "Jabba the Hut", o que el sheriff Lamb se burle de Keith Mars diciéndole si va a usar con él algún truco mental jedi. Las referencias a "La guerra de las galaxias" son las más clásicas, sobre todo entre la generación nacida entre finales de los 60 y principios de los 80, diría yo. Hay tantísimas que no soy capaz de recordarlas todas (muchos de los motes que pone Sawyer en "Perdidos", las desternillantes teorías de clase y raciales sobre la trilogía en "Clerks" y "Persiguiendo a Amy", y la obsesión por la Fuerza de Jay el Silencioso en "Mallrats"...).
La última gran referencia en "Verónica Mars" ha sido, precisamente, hacia "Perdidos", con la inclusión de los famosos números en un episodio (algo que ya se comentó por toda la blogosfera), pero todavía le queda mucho para ganar a los verdaderos reyes de los homenajes, que son "Los Simpsons". No sólo han convertido en dibujos animados a presidentes de EE.UU. (genial el episodio en el que Bart y George Bush padre reeditan "Daniel el travieso"), cantantes, famosos, actores y viejas glorias, sino que además han homenajeado grandes programas de la televisión apropiándose de su argumento y retorciéndolo con ese toque que sólo Homer Simpson sabe dar. Ahora mismo recuerdo dos verdaderamente memorables.
El primero era una parodia de "Expediente X" que contaba con los mismísimos Mulder y Scully (y David Duchovny y Gillian Anderson doblando los personajes con mucho sentido del humor) , y una trama que aunaba los marcianos y las enfermedades del señor Burns. Y el segundo homenajeaba una serie de culto de los 60 que ha influido bastante en la ciencia ficción posterior, "El prisionero". El capítulo de "Los Simpsons" lo tenía todo: el Número 6 original, la Villa, el gas adormecedor, la música...
He de confesar que, desde que lo vi, me picó la curiosidad por ver la serie, y ya hablaremos de ella más adelante, porque aún estoy empezando a verla. Por ahora, aunque Patrick McGoohan me parezca un poco "cara cartón", la serie tiene intriga, la Villa es desasosegante (ya sé de dónde sacaron la idea para "El show de Truman"), y aunque desde el principio se ve venir que hay algo referido al espionaje durante la Guerra Fría, todavía me falta para averiguar quién es el Número 6, por qué dimitió y qué sabía.

2 comentarios:

Loco Por La Tele dijo...

Mi padre me ha hablado alguna vez sobre esta serie y siempre he querido verla, pero cuando salió en DVD me pilló sin dinero. Ya la pillaré, espero.
Respecto a la identidad de Número 6, hay un comentario que quiero hacer pero no consigo formularlo sin que sea un spoiler. Digámoslo así: cuando hayas visto la serie pásate por la sección "Trivia" de su ficha en la imdb.

MacGuffin dijo...

Me has intrigado... Voy a hacer un maratón de la serie ;)