26 julio 2006

Créditos

"Anatomía de Grey" no es de mis series favoritas, pero a veces veo episodios sueltos, o trozos de episodios. Ayer, por ejemplo, fue uno de esos momentos, con la particularidad de que vi uno de los capítulos desde el principio y pillé los títulos de crédito. Es curioso que, mientras en el cine se estilan ahora unos créditos que prácticamente sólo indican el nombre de la película y poco más, en las series hay una cierta tendencia a unos créditos algo más elaborados, incluso un poco conceptuales, que marcan el tono de la serie. En el caso de "Anatomía de Grey", por ejemplo, se unen las clásicas imágenes de cirujanos vistiéndose o de goteros de suero con vestidos de fiesta y dry martinis, para terminar con la mesa de operaciones convertida en nidito de amor, explicando a la perfección por dónde va la serie. Los de "Perdidos" cumplen perfectamente esa función, aunque respondan más a esa tendencia minimalista del cine. Pero el nombre de la serie apareciendo desde el fondo negro de la pantalla y ese sonido inquietante nos meten de cabeza en la atmósfera de la isla.
Desde luego, las series de la HBO se llevan la palma en cuanto a títulos de crédito cuidados. Los de "Roma" y "Hermanos de sangre" eran como pequeñas películas, de hecho los primeros ofrecían, en unos pocos segundos, acertadas pinceladas de cómo era la vida cotidiana en la capital del Imperio Romano. Los de "Sexo en Nueva York" eran un gag que expresaba una parte de la personalidad de Carrie, que se paseaba tan estupenda con aquel tutú hasta que el autobús la ponía perdida.
Sin embargo, mis favoritos de siempre son aquéllos que cambian sutilmente capítulo a capítulo, y no sólo de temporada en temporada (los del piloto de "CSI", que repusieron el pasado lunes, no tienen nada que ver con los que hemos visto en la 5ª temporada). En "Frasier" siempre había algo diferente volando por el skyline de Seattle: un helicóptero, un ascensor subiendo por la Aguja del Espacio, un relámpago... Y en "Los Simpson" me admira la capacidad de prácticamente no repetir en ningún capítulo la forma en la que toda la familia se sienta en el sofá a ver la tele (yo ya empiezo a reírme desde ese mismo momento). Su serie "hermana", "Futurama", tiene unos créditos con tantos detallitos en apenas 30 segundos, que lo mejor es verlos. Que los disfrutéis.

Publicar un comentario