30 julio 2006

Hitchcock, el autor


Es curioso lo que pasa con Alfred Hitchcock. En su época, sobre todo en los 50, cuando estrenó sus películas de más éxito (y mejores), era un director con un enorme éxito de taquilla, del que el público esperaba siempre impaciente su nueva obra, pero al que los críticos no trataban demasiado bien. Para ellos era un cineasta comercial que siempre había trabajado dentro de la maquinaria de los estudios de Hollywood (aunque fue David O. Selznick, independiente, y poderosísimo, productor, el que lo "fichó" para hacer "Rebeca" en 1940), y a esa imagen contribuían también las declaraciones del propio Hitch, que afirmaba pensar sólo en el público cuando hacía sus películas.
No fue hasta que los jóvenes críticos franceses de "Cahiers du Cinema", y entre ellos, François Truffaut, empezaron a nombrarlo como un genuino autor, como un director como un una visión muy personal, cuando las tornas empezaron a cambiar. Aun así, Hitch no pudo evitar que una película tan rompedora para la época como "Psicosis" fuera recibida de malosd modos por losd críticos, molestos también con la decisión del director de no proyectarles la película previamente a su estreno.
El caso es que este inglés con una filmografía repleta de sus obsesiones y temas personales, y al que en un principio se despreciaba por ser demasiado taquillero, debe ser uno de los directores más influyentes de toda la historia del cine. El ejemplo más reciente es "El secreto de Anthony Zimmer", una curiosa y entretenida cinta francesa que arranca con muy hitchcockiano plano de los tacones de Sophie Marceau caminando por medio París y sigue con otro tema no menos típico de Hitch: el hombre común metido por casualidad en un embrollo que puede costarle la vida. De todos modos, el más claro homenaje a una película del maestro inglés que yo recuerdo se da en "Abre los ojos", cuando César reconoce de nuevo a Sofía tras haberla confundido con la otra mujer loca, una escena en la que Amenábar filma a los dos personajes con un color verde como el de otra escena emblemática de "Vértigo".
Por cierto, que la mejor, y más entretenida, manera de conocer a Alfred Hitchcock y sus películas es leer "El cine según Hitchcock", el libro en el que Truffaut recogió las entrevistas que realizó a Hitch a mediados de los 50.

Actualización: En Antena 3 están poniendo esta tarde "Lo que la verdad esconde", que es una especie de amalgama de todos los recursos de las películas de Hitchcock, y que, aunque sirve para pasar el rato, se nota demasiado "prefrabricada".
Publicar un comentario