16 diciembre 2014

Doce películas de 2014



Éste es un año un poco extraño para hacer estas listas de películas destacadas. Casi todas las que se consideran favoritas de cara a las nominaciones de los Oscar se verán en España a partir de enero (lo que es significativo teniendo en cuenta que varias de ellas se estrenaron en Estados Unidos entre septiembre y, como mucho, primeros de noviembre), y para quienes crecimos sabiéndonos de memoria la trilogía original de "Star Wars" (y vimos en cine el reestreno de 1997), ver cinco segundos del Halcón Milenario cruzando de nuevo la pantalla en el trailer del episodio VII, "The Force awakens", con esa fanfarria inicial de John Williams, casi sirve para borrar de nuestra mente cualquier otra cosa que haya pasado en Hollywood estos últimos doce meses, pirateo de los servidores de Sony incluido. Como de costumbre, esto son las películas con las que yo más he disfrutado este año, no exactamente las mejores, casi todas se estrenaron en España a lo largo de 2014 y sí, me faltan bastantes por ver, así que no esperéis encontrar aquí "Mommy".

- "A propósito de Llewyn Davis": La cinta de los hermanos Coen tuvo bastantes detractores por la difícil personalidad de su protagonista, pero justo por el retrato de ese cantante folk que se dedica a autosabotearse constantemente merece la pena. Y por esa "Please, Mr. Kennedy" realmente divertida.

- "Dallas Buyers Club": Merecidos Oscars para Matthew McConaughey y Jared Leto, esta historia ambientada en los inicios del sida en Estados Unidos, y de la incomprensión e intolerancia que lo acompañaba, es menos complaciente de lo esperado y muy interesante. Formaría un curioso tándem con "The normal heart", la tv movie de HBO sobre el mismo tema.

- "Her": Un Spike Jonze más contenido, menos en la búsqueda de lo original y más centrado en lo emocional, entrega una bonita y humana historia de amor entre un hombre y un sistema operativo. Como todas las buenas historias de ciencia ficción, habla de nosotros mismos y los vericuetos de nuestro corazón.

- "Snowpiercer": Hablando de ciencia ficción, la película de Bong Joon-Ho sobre un tren en perpetuo movimiento en una Tierra helada es una de las cintas más entretenidas del año, con un retorcido sentido del humor (presente sobre todo en la escena en el vagón-escuela), una Tilda Swinton desatadísima y un final muy coherente con todo lo que cuenta hasta ese momento.

- "Coherence": En esta lista hay dos títulos que podrían calificarse de experimentos, más o menos, y éste es uno de ellos. Lo mejor es verla casi sin saber más que se centra en un grupo de amigos y el paso de un cometa. Y ya.

- "El gran hotel Budapest": Wes Anderson refina aquí sus marcas de la casa y las pone al servicio de un Ralph Fiennes sensacional, una dirección artística fantástica y un humor que esconde tragedias y tristezas, todo ambientado en un ficticio país europeo a punto de verse envuelto en una ficticia guerra que, sin embargo, queda muy claro que es la Segunda Guerra Mundial.




- "Under the skin": En cuanto a película original y con mayor división entre el respetable del año, quizás gane la de Jonathan Glazer con Scarlett Johansson interpretando a una letal alienígena. Críptica, malrrollera, muy potente visualmente, enervante para unos y fascinante para otros, no deja a nadie indiferente. Ésta aún no se ha estrenado en España.

- "La isla mínima": La atmósfera opresiva de esos pueblos de los marismas del Guadalquivir está muy lograda en la cinta de Alberto Rodríguez, una historia detectivesca que, de paso, radiografía una sociedad española que, en 1981, aún sentía la sombra del franquismo sobre ella.

- "Perdida": Amy Dunne es uno de los personajes del año, y la adaptación que David Fincher hace del libro de Gillian Flynn es malsana, inquietante y también una gigantesca broma macabra sobre el matrimonio, el poder de los medios de comunicación amarillistas y la manipulación que hacemos de otras personas para lograr nuestros propósitos.

- "Interstellar": Tal vez sea la película más ambiciosa de Christopher Nolan siendo, al mismo tiempo, la más personal. La aventura de Cooper en busca de otros planetas, dejando atrás a su familia sin saber si volverá a verla, mezcla conceptos físicos como agujeros de gusano y viaje relativista con la relación entre un padre y su hija. Es todo un espectáculo.

- "Al filo del mañana": En el apartado de los blockbusters, esta especie de "Atrapado en el tiempo" mezclado con "Starship troopers" es imaginativa, entretenida y tiene no sólo a Tom Cruise muy acertado como el cobarde protagonista, sino a Emily Blunt transformada en una estupenda heroína de acción. Lástima que pasara más bien desapercibida.

- "Boyhood": Seguramente, las infladas expectativas con las que llegaba de Sundance y Cannes provocaron el resurgir de ese temido "no es para tanto". Es una película pequeña, pero muy interesante y que retrata bastante bien el transcurrir del tiempo y cómo recordamos nuestra vida, a través de pequeños momentos en los que se mezclan lo importante con lo mundano.

Menciones especiales: La Viuda Negra y la trama de espionaje de "Capitán América. El soldado de invierno", las historias personales de superación de "A 20 pasos de la fama", el enorme carisma de Chris Pratt y la diversión de "Guardianes de la galaxia" y la indignación y la emoción que recorren "Hillsborough".

Ah, por cierto, esta lista tiene su correspondiente playlist en Spotify.


Publicar un comentario en la entrada