07 diciembre 2014

Teleadicciones de 2014 (I)

Primer domingo de diciembre, así que la temporada de listas recopilatorias se da por oficialmente inaugurada. Es cierto que ya hice una de parejas y otra de cabeceras, pero hasta que se empieza a elaborar la de las series del año, como que parece que no se comienza de verdad a hacer este tipo de listas. Ya sabéis que la de este blog no tiene un orden en concreto, que no son exactamente las mejores series del año, sino las que me han hecho pasar mejores ratos o me han parecido más interesantes, y que la recopilación viene en dos tandas. Este año son 25, y podrían haber sido más si hubiera terminado las temporadas de "Manhattan", "The Knick" o "The honorable woman". Ya hablaremos de ellas cuando lo haga. Ahora, al turrón.

- "Orange is the new black": La segunda temporada trajo más coralidad a la serie y una villana tremenda en la figura de Vee Parker. Siguió habiendo momentos humorísticos impagables (el guardia hablando con las monjas), hubo tramas un poco más oscuras y Piper confirmó que es más complicada de lo que parece.

- "Juego de tronos": La segunda parte de "Tormenta de espadas" centraba su cuarta temporada, por lo que había momentazos (y potenciales memes) para aburrir. Al mismo tiempo, sirvió como punto y aparte de muchas historias, y del comienzo de otras nuevas. La primavera todavía está demasiado lejos.

- "Hannibal": A oscuridad, nadie puede ganar a la creación de Bryan Fuller, que elevó el tono de pesadilla surrealista y llevó a Will Graham a estar flotando de pie sobre el abismo. Imprevisible, perturbadora y con un doctor Lecter que se puede decir que ya está a la altura del de Anthony Hopkins.

- "Orphan Black": Las secuencias en las que todos los clones comparten plano deben ser un verdadero dolor de cabeza para rodar, pero son de lo más entretenido que se puede ver en televisión. La trama en esta temporada se dispersó un poco, pero nada que Alison y Helena no pudieran solucionar.

- "Fargo": Fue una de las mayores sorpresas del año por el modo en el que "desconstruyó" la película de los Coen y lo que hizo, en realidad, fue trasladar a la pequeña pantalla todo su universo, en especial el de sus cintas con asesinos sin escrúpulos, criminales idiotas y policías que sólo quieren hacer lo correcto.

- "Happy Valley": Entre las series inglesas que más llamaron la atención de los espectadores figura esta historia de venganza, el tirón de la familia y de cómo creerse más listo de lo que uno es puede llevarte a una situación sumamente peligrosa. La sargento Cawood ha sido todo un descubrimiento.

- "The Americans": Todo se ha vuelto más personal para los Jennings en la segunda temporada, y no sólo porque su hija haya desestabilizado bastantes cosas para ellos. La muerte de los dos agentes encubiertos sirve para mostrarnos una interesante exploración de cómo es Elizabeth.

- "Girls": La controversia siempre sigue a esta serie, que mantiene esa quirúrgica mirada a su grupo de personajes sin rumbo en la vida. Al menos, ahora Hannah tiene algo en el horizonte, y Ray ha sido la nueva revelación de la temporada.

- "Line of duty": La segunda temporada de esta serie de policías británicos de Asuntos Internos ha difuminado las líneas entre la ética, la avaricia y lo que somos capaces de hacer cuando tenemos la espalda contra la pared. Keeley Hawes ha tenido uno de los personajes del año.

- "True Detective": Las reacciones exageradas a su alrededor, tanto en un sentido como en otro, y la obsesión por saber detalles de su segunda entrega han dificultado que se vea la serie por lo que es. Y eso es una historia criminal malsana, gótica y totalmente absorbente.

- "Sherlock": Su tercera temporada ha podido pecar de querer volverse más enrevesada, de creerse más lista que los demás, pero lo que es innegable es que mantiene esa sensación de diversión en todas las interacciones entre Sherlock y Watson.

- "Jane the virgin": Si hablamos de diversión, la que proporciona esta mezcla de culebrón, comedia e historia familiar ha sido difícil de batir durante el final de este año. La única lástima es que los espectadires estadounidenses no parecen haberse percatado de su existencia.

- "The Walking Dead": El mayor énfasis en el desarrollo de los personajes que aporta Scott M. Gimple, su showrunner, se ha unido a cierta experimentación en el modo de contar la historia, y ha dado como resultado un finalk de cuarta temporada e inicio de la quinta bastante interesantes. Ah, y nadie se mete con Carol.

Música de la semana: En la televisión estadounidense, a veces se dan coincidencias curiosas. Como que "American Horror Story: Freak Show" decida hacer una versión de "Come as you are", de Nirvana, mientras HBO estaba emitiendo "Sonic Highways", el documental de Dave Grohl, que fue batería de ese grupo. Vamos a quedarnos con la versión que grabaron para el "MTV Unplugged".
Publicar un comentario en la entrada