21 junio 2016

Las mejores series de policías


Las series de policías son un clásico de la televisión estadounidense. Y cuando decimos clásico, queremos decir que fueron de las primeras ficciones programadas por las cadenas, allá por los años 50, junto con los westerns y las sitcoms familiares. Títulos como "Naked City" y "Dragnet" pusieron algunas de las primeras piezas del género en los años posteriores, incluso con la primera apostando, a finales de los 50, por un estilo semidocumental y más naturalista, y muchas de las cosas que las ficciones policiales más recientes han hecho son reacciones a las reglas marcadas por, sobre todo, "Dragnet", o evoluciones de ellas.

La evolución de la ficción estadounidense, y hasta de su sociedad, se puede trazar a través de sus series de policías. Las ha habido más centradas en la investigación de los casos, que daban mayor importancia a las vidas de sus destectives y las que lo fiaban todo a mostrar el proceso por el que se terminaba encontrando al culpable de determinado crimen, y con todas ellas puede hacerse una pequeña lista de algunas de las más significativas, y de las mejores, de los últimos tiempos. Por si os apetece darle a alguna una oportunidad este verano.

- "Canción triste de Hill Street": La relevancia que daba a la faceta más personal de sus policías, y el hecho de que sus tramas pudieran extenderse durante varios episodios, o que nunca se resolvieran, fueron una verdadera revolución a principios de los 80. Todavía se recuerda su frase más famosa: "tengan cuidado ahí fuera".

- "Colombo": En cuanto a capítulos que presentaban un único, y autoconclusivo caso, y que tenían una gran deuda con Sherlock Holmes, el detective interpretado por Peter Falk es el mejor exponente. Hasta el creador de "Luther" reconocía que la había creado con Colombo en mente.

- "Homicidio":  Basada en el libro del mismo título de David Simon, buscaba dotar del mayor realismo posible al trabajo de los detectives de Homicidios de la policía de Baltimore. En España es poco conocida; en Estados Unidos fue un gran éxito y es todo un clásico.

- "Policías de Nueva York": Era una evolución del esquema de "Hill Street", con un personaje central que adelantó la era de los antihéroes en televisión; el sargento Andy Sipowicz.

- "Ley y orden":  Su alternancia entre la investigación de los policías y el trabajo de los fiscales en el juicio la hizo destacar en su momento. Era de las que limitaba al máximo la vida personal de sus protagonistas, y sólo los mostraba en su trabajo.

- "CSI": El centro en los técnicos criminalísticos (los que procesan la escena del crimen y analizan las pruebas) y el truco de reconstruir por ordenador las heridas fatales proporcionaron a la serie su aspecto diferencial.

- "The Shield":  La serie que hizo saltar por los aires todas las normas no escritas de las series de policías, con sus corruptos protagonistas y su Los Ángeles siempre a punto de saltar vpor los aires,

- "Principal sospechoso": La inspectora Tennison dio un giro total al género al centrarlo en una protagonista femenina que buscaba respeto entre sus colegas masculinos porque era buena en su trabajo, y nada más. Aquí habría que incluir su más clara sucesora, "The Closer".

Y, para finalizar, el recordatorio a una de mis debilidades personales, "Life", que sí supo darle su propio toque a esa fórmula ya tan gastada del hombre excéntrico y la mujer seria.
Publicar un comentario en la entrada