05 octubre 2016

Sin tiempo


Máquinas del tiempo, villanos que quieren cambiar la historia y tres héroes que deben impedirlo, acarreando sus propios problemas a cuestas. Esos son los ingredientes de "Timeless", la serie que en España nos suena por esa demanda por plagio que le ha puesto "El ministerio del tiempo", y que en Estados Unidos es más conocida por ser la primera de las tres series sobre viajes temporales que van a estrenarse esta temporada. Las otras dos ("Making history" en FOX y "Time after time" en ABC) llegarán en midseason, y hay que añadir a ellas a los superhéroes de "Legends of tomorrow", que también tienen una máquina del tiempo gracias a Rip Hunter.

Ser la primera en estrenarse puede darle cierta ventaja a esta historia de aventuras, protagonizada por tres personas de lo más variopinto (y de la que ya he hablado en ¡Vaya Tele!), pero es probable que ésa sea su única ventaja. Esta misma semana, The CW empieza a emitir otra serie que, más que sobre viajes al pasado, gira alrededor de una conexión entre presente y pasado, "Frequency", que aunque esté basada en una película, puede aportar algo novedoso, si sus guionistas deciden aprovechar su premisa. Hay un momento en "Timeless" que remite un poco a dicha serie, y que claramente va a aportar el motor emocional para uno de sus protagonistas, y que apunta a ese "frankenstein" de serie que es en realidad.

Ya hemos visto muchas misiones para intentar salvar la historia con anterioridad, así que el reto es conseguir que sus personajes sean interesantes y entretenidos. Porque hay potencial para que podamos pasar, al menos un buen rato todas las semanas. Hasta "Revolution", la anterior serie de Eric Kripke en NBC, tenía sus momentos y una premisa un poco más original. El armazón más procedimental de "Timeless" puede ayudar a que se construya mejor la trama de fondo, y a que ésta no empiece a dar vueltas sin sentido para poder alargarla durante varias temporadas. Es muy pronto para saber si lo hará o no.
Publicar un comentario en la entrada