20 octubre 2016

Un año de Netflix


¿Recordáis todo lo que hablamos sobre la llegada de Netflix a España, las ideas preconcebidas que había sobre el servicio y la posibilidad de que la piratería se viera muy reducida por ello? Pues la plataforma cumple hoy un año desde su entrada en nuestro país y, teniendo en cuenta que en su política no entra dar cifras de suscriptores internacionales (sí se dan datos globales, pero no por países fuera de Estados Unidos), todo lo que se escriba sobre este tema tiene que basarse más en impresiones personales y en los comentarios de sus usuarios. Sí es posible darse cuenta de que el catálogo se ha hecho bastante más numeroso desde octubre de 2015, y es una ventaja que los estrenos de las producciones originales de Netflix sean al mismo tiempo en todos sus territorios.

La experiencia de cada uno con la plataforma es, después, muy personal. Lo que para uno son inconvenientes, para otro son algunos de sus puntos fuertes, pero sí parece que se mantiene la sensación que daba el servicio en sus inicios en España. Aunque haya más películas en el catálogo, son las series de televisión donde está su principal ventaja. En mi caso, siempre hay alguna temporada completa que quiero ver o retomar (como la novena de "Doctor Who" o "12 Monkeys"), y las originales de Netflix son lo suficientemente interesantes como para que compense la suscripción.

Pero lo que no puede cambiar es la naturaleza de la plataforma. Es cierto que, en el caso de las series, hay algunas de las que se cuelgan sus episodios semanalmente, como "Shadowhunters" o la sexta temporada de "Once upon a time", pero Netflix continúa siendo una buena opción para ponerse al día con temporadas que hemos dejado pasar. No es suficiente para estar a la última, como quien dice, de lo que se va estrenando en Estados Unidos. Para eso, las opciones legales en España no son tantas, de momento, y eso a pesar de los esfuerzos de los canales de pago por traer con rapidez algunos de esos estrenos.

No se le puede pedir peras al olmo. Netflix es un gran videoclub online, un videoclub que favorece los maratones de episodios y que cada usuario pueda personalizar sus visionados, pero no es esa criatura mitológica que muchos espectadores invocaban para acabar con la piratería, plantar cara a Movistar+ y hacer que los usuarios españoles empiecen a ver las cosas en versión original. En mi caso, la experiencia es más que satisfactoria, hasta con sus carencias (que son unas cuantas). Y la curiosidad por ver cómo llega HBO España, todavía es mayor.
Publicar un comentario en la entrada