18 octubre 2016

Una serie para Misty Knight

Con "Luke Cage" puede haber muchas reservas. Que si la historia no da para trece episodios, que si algunos de sus villanos acaban más desaprovechados de lo que parecían, que si el tercer acto deja qué desear... Lo que sí es cierto es que una de sus principales virtudes es la construcción de sus personajes y, sobre todo, la introducción de Misty Knight, detective de Homicidios en Harlem.

Los lectores de cómics de Marvel saben que llegará un momento en el que Tony Stark le ponga un brazo robótico y llevará un estilismo que ya hubiera querido para sí Pam Grier en los tiempos de la blaxpoitation, pero hasta entonces, vemos a una policía que cree en su trabajo y en el sistema para el que trabaja, y que se resiste a dejarse atrapar por el cinismo o por la corrupción que impera entre unos cuantos de sus compañeros. En varias ocasiones le dicen que Luke Cage y el resto de justicieros con superpoderes imparten la justicia que ella no puede dar; Misty siempre responde que esa no es manera de impartir justicia porque se está haciendo al margen de la ley.

La manera en la que la interpreta Simone Missick, que hasta ahora era semi-desconocida, nos permite comprenderla con bastante rapidez y nos deja con ganas de verla resolviendo casos con su compañero Scarfe, antes de que Luke entre en escena. Las conversaciones entre ambos, la manera en la que se muestra la memoria de ella (parecida a cómo Will Graham se mete en las mentes de los asesinos en serie de "Hannibal"), su sentido del humor y su amor por Harlem construyen un personaje que se ha ganado un puesto entre las revelaciones televisivas de 2016. Misty casi le roba la serie no sólo a Luke, sino a los villanos de la función y hasta a una secundaria ya más establecida en el universo Netflix-Marvel como Claire Temple. Tiene carisma, inteligencia y siempre es entretenido seguirla en pantalla, y todo eso son buenos atributos para un protagonista.

Algunos críticos estadounidenses decían que verían un spin-off de la detective Knight simplemente en el estilo de "Ley y orden: Acción criminal", por ejemplo, porque la química entre Missick y Frank Whaley (Scarfe) podría haber sostenido varios capítulos de casos autoconclusivos sin mayor problema. Si nos fiamos de Imdb, Misty va a volver a aparecer en "Iron Fist" y en "The Defenders", pero lo realmente divertido sería ver a la detective Knight investigando casos en Nueva York, tirando de la ayuda como investigadora privada de Jessica Jones cuando no pudiera acercarse a determinados personajes y, después, siguiendo los juicios que llevara Matt Murdock. La miniserie que reúna a los cuatro superhéroes de Netflix puede ser, cuanto menos, curiosa.
Publicar un comentario en la entrada