10 agosto 2006

El rescatador

Resulta interesante ver cómo gran parte de las series que debutaron en EE.UU. en 2004 y 2005 tienen un personaje central muy fuerte, y todos los demás se mueven a su alrededor. El ejemplo más claro es "House", pero el bombero Tommy Gavin no desmerece en nada al borde del doctor.
Tommy es el protagonista de "Rescue me", que en España emite Fox, un drama centrado en el día a día del parque de bomberos 62 de Nueva York y, sobre todo, en cómo Tommy lidia con sus demonios, que le visitan en forma de las víctimas de incendio que no pudo salvar y de los tres compañeros que murieron en el atentado a las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001, entre ellos su primo. Su matrimonio se rompe, sus fantasmas le acosan y Tommy está lleno de ira. Es un bombero estricto y profesional, pero con una vida completamente desastrosa.
Lo interesante del caso es, por supuesto, Dennis Leary, otro actor que es el alma de la serie. Tommy está permanentemente cabreado, lo que no es raro si los "espíritus" se te aparecen continuamente, y la furia de Leary está casi toda en la mirada. Incluso antes de que suelte algún exabrupto, sus ojos avisan de lo que va a hacer. Por supuesto, es un personaje en el alambre, pero llevado a muy buen puerto por Leary, cuya nominación a los Emmy debe ser de lo poco de esas candidaturas que merece celebrarse. Y apuntamos en la lista de personajes secundarios peculiares al jefe del parque, obsesionado por las apuestas al fútbol americano, que puede ver el final de un partido en la tele de un piso cuyas llamas acaban de apagar.
Hace algún tiempo ya hablamos por aquí de esas series con un protagonista que canalizaba y condicionaba todo lo que pasaba en el show, y la clave para distinguir a uno de esos personajes es preguntarse si la serie puede sobrevivir sin ellos. "Doctor en Alaska" no soportó la marcha de Fleischmann, y aunque Doggett y Reyes no funcionaban mal, "Expediente X" sin Mulder ni Scully no era lo mismo. En este caso, "Rescue me" no podría seguir sin Tommy, porque su título hace referencia, sobre todo, a él, más que a las víctimas a las que debe ayudar en su trabajo.

P.D.: Después de muchos intentos, ayer logré ver "Mentes criminales". Aunque Gideon y Hotchner son interesantes, no me terminó de enganchar, quizás porque el resto del grupo no me llamó tanto la atención (el genio me pareció muy típico y algo pedante). Eso sí, Mandy Patinkin es estupendo, aunque me gustaba más en "Tan muertos como yo", una de las series más surrealistas y originales de la última hornada. Él era mi favorito junto con Roxy, la agente de policía, a la que da vida una de las chicas de "Un mundo diferente", Jasmine Guy.


Publicar un comentario