31 agosto 2006

Ciudad perra

Los estadounidenses denominan boomtown a las ciudades que, de repente, experimentan un súbito y espectacular crecimiento de población con la llegada de emigrantes, y se suele dar como ejemplo típico las localidades del suroeste americano durante la fiebre del oro de mediados del siglo XIX.
Ése es, además, el título original de "Metrópoli", una serie estadounidense de corta vida, sólo dos temporadas, que Cuatro ha venido emitiendo la medianoche de los miércoles, y que es una de las propuestas más interesantes de la televisión reciente, sobre todo en el aspecto narrativo, ya que se cuenta el mismo hecho desde diferentes puntos de vista y con saltos temporales, muy en el estilo de "Rashomon" y, más recientemente, de "Amores perros", ambientada también en una gran urbe como México D.F.
Ciertamente, "Metrópoli" habría cuajado a la perfección en los canales por cable, pero fue la NBC la cadena que la emitió entre 2001 y 2003, así que no es de extrañar que una serie más en la línea de "The Wire" o "The Shield" durara tan poco en la televisión generalista. Una lástima, porque tiene un estupendo conjunto de personajes interpretado por un reparto a la altura, con dos participantes de "Hermanos de sangre", proyecto anterior del creador, Graham Yost, en plan estelar (Donnie Wahlberg y Neal McDonough), y sus tramas están pegadas a la realidad y la idiosincrasia de una gran ciudad como Los Ángeles. Además, recuperan a uno de esos guaperas curtidos en la televisión, Jason Gedrick, que nunca ha terminado de dar el salto a cotas mayores. Merece la pena trasnochar, o programar el vídeo.

Y, si me permitís un inciso un poco más frívolo, mañana me voy a cotillear al estreno de "Alatriste" en León. No voy a ver la película (no hasta que vuelva a Madrid), pero no me pierdo el revuelo que va a armar Viggo Mortensen en el centro de la Legio VII por nada del mundo. Que MacGuffin también tiene su pequeño corazoncito "salsarrosero" ;-).
Publicar un comentario