20 abril 2006

El primero



Mr. MacGuffin ha superado la "barrera psicológica" de las 100 entradas, así que, para celebrarlo, lo mejor es recordar el principio. Y no tanto el de este blog, que fue bastante humilde (como podéis ver aquí), sino esos comienzos de que marcan toda una trayectoria, en este caso de series de televisión. Porque el episodio piloto es muy importante, no sólo porque es el que presenta los personajes y las situaciones y marca el tono del programa, si no también porque es el que juzgan los ejecutivos de la cadena para decidir si siguen adelante con la serie o no.

Así, algunos de los shows de más éxito de los últimos años tienen unos principios espectaculares. En "CSI", por ejemplo, nos presentan a una nueva integrante del equipo a la que disparan mientras procesa un escenario, y muere, claro está. El piloto de "Expediente X" dejaba muy claro por dónde iba todo, con la "infiltración" de Scully en el trabajo de Mulder para espiarlo, y los primeros detalles de que entre los dos podía empezar a haber algo más que compañerismo. El de "Twin Peaks" tampoco estaba nada mal, con esa imagen icónica del cadáver de Laura Palmer envuelto en la bolsa de plástico. Los pilotos de dos series que emite actualmente Cuatro, "House" y "The Closer", eran modélicos en cuanto a la presentación de los personajes y las tramas. Y lo mismo se aplica a "Verónica Mars"; con una economía de recursos muy bien utilizada sabíamos por qué Verónica es así, cómo es Neptune y caemos rendidos totalmente ante la serie (otra que se beneficia de un protagonista muy bien compuesto, y de un actor, actriz en este caso, que hace no sólo que ese personaje nos guste, sino que nos preocupemos por él).

Claro que también los hay que, nada más empezar, nos sacuden para despertarnos y obligarnos a que estemos atentos, diciendo bien alto que vamos a ver algo diferente a lo que estamos acostumbrados (por lo menos, en ese momento). Ahí está el piloto de "Perdidos", el más caro de la televisión estadounidense, que nos "golpea" con los primeros momentos del accidente del vuelo 815 de Oceanic Airlines entre Sydney y Los Ángeles. Y también el de "Urgencias", en el que lo primero que veíamos del County General era cómo todo el servicio intentaba salvar la vida de la enfermera Hathaway, que había intentado suicidarse por culpa de su desastrosa relación con el doctor Ross (como dijo Jon Stewart en los Oscars, "buenas noches y buena suerte" es lo que George Clooney le dice a sus citas). En esta línea de impactos hemos de contar, por supuesto, el primer capítulo de "Mujeres desesperadas", en el que, en tan sólo cinco minutos, a Mary Alice Young le da tiempo a dejar la casa como una patena y luego pegarse un tiro.

Un buen principio siempre es garantía de que vas a conseguir atrapar a tu audiencia (a la que entre en el juego, si te decantas por algo muy diferente o espectacular), si bien ya se sabe que lo difícil no es llegar, sino mantenerse.

2 comentarios:

ALX dijo...

Te has olvidado de comentar uno de los más espectaculares que se han hecho, el de ALIAS (La verdad sea dicha). Es como una película de 60 minutos de duración.Perfecto. Creo que el mejor piloto que he visto, incluso por encima de PERDIDOS o VERONICA MARS (otro primer episodio que me encantó).

MacGuffin dijo...

Apuntado queda, alx. He de reconocer que he visto poco de "Alias" (aunque sí vi el primero cuando la ponían en Telecinco los domingos por la tarde), pero sí que tienes razón.