22 abril 2006

Justicia para Lilly



Al final, la hubo, y no faltaron las sorpresas. Verónica Mars consiguió lo que había estado persiguiendo toda la temporada: averiguar quién mató a Lilly Kane y qué le sucedió a ella durante aquella aciaga fiesta en la que la drogaron, y de la que no recuerda nada.
El resultado de todo fueron dos últimos episodios repletitos de acción y de misterios desvelados de los que sacamos en claro varias cosas de cara a la segunda temporada:
- Logan es un incomprendido (si bien él se lo ha buscado), y miedo nos da pensar qué habrá hecho Weevil con él. Su perfil de homme fatalle se acentúa todavía más. Y que su padre fuera el asesino no le va a traer más que problemas.
- Duncan y Verónica están destinados a terminar juntos. ¿Cómo? Seguro que va a haber de todo en ese camino, pero me apuesto algo a que es él quien va a casa de Verónica al terminar la temporada (ése a quien ella le dice: "Esperaba que fueras tú").
- La madre de Verónica se quita de enmedio, pero ya veremos si no vuelve a aparecer.
- Queremos más de la amistad Verónica-Wallace.
- Y también queremos que nuestra detective favorita siga por la senda de Raymond Chandler, que ya apuntamos hace poco. Es mucho más interesante que te comparen con "El sueño eterno" que con "Dawson crece".

P.D.: Para los lostzillos irredentos, sólo unas consideraciones. Ayer, EP3, o el suplemento de El País antes conocido como "El País de las Tentaciones", publicó un curioso reportaje sobre la "segunda edad de oro" de las series de televisión estadounidenses, dedicando un amplio despiece a "Los Soprano" (que ahora se emiten en la Sexta) y a "Perdidos", que era, además, la portada. El reportaje seguía el hilo de un especial que Entertainment Weekly dedicó hace poco al medio, y en el que se afirmaban cosas como que un capítulo de "Ley y orden" era bastante mejor que muchas películas policíacas.
Y en Lost-Media podemos encontrar una entrevista a Stephen McPherson, gerifalte de la ABC, en la que, además de recordarnos que Jack estuvo a punto de ser como Janet Leigh en "Psicosis" y morir en la primera hora del piloto, afirma que van a intentar que el sistema de emisión de la tercera temporada sea más continuo, y no con parones insistentes (ahora hay uno de dos semanas, y no sabremos qué le pasó a Michael hasta el 3 de mayo). Al parecer, se baraja algo más cercano a lo que Fox ha hecho este año con "Prison Break" (que, por cierto, va a emitir la Sexta), que de agosto a enero se emitió sin interrupción, luego tuvo un descanso de un par de meses en el que su hueco se cubrió con otros programas, y regresó a la parrilla a mediados de marzo. Es un método mucho más efectivo para mantener a la audiencia enganchada; de la otra manera, al tercer parón te has aburrido de la serie, y ni te acuerdas de lo que pasó al principio.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial el final de VM. Tengo una duda: cuando el padre de Logan le prepara la fiesta sorpresa con todos sus amigos sabiendo que no quieren dar a conocer su relación, ¿lo hace para fastidiar a su hijo o lo hace con buenas intenciones?. Mi opinión es más bien lo primero, pero no estoy segura. A ver si alguien puede contestarme. Gracias.

MacGuffin dijo...

¿Qué tal un fifty fifty? Nunca se sabe con Aaron Echolls ;).