29 junio 2015

Hackers de verano

En la televisión estadounidense, el verano es desde hace tiempo la temporada de estrenos para las cadenas de cable. Las networks han ido subiéndose al carro poco a poco (CBS es la que más en serio se lo ha tomado desde el debut de "Under the dome"), pero sigue siendo el cable el sitio que concentra más cantidad de series y temporadas nuevas del periodo estival. La principal diferencia con veranos pasados es que el número de títulos ha crecido, y que hay algunas cadenas a las que les cuesta más hacerse notar, aunque tengan propuestas muy interesantes.

Lifetime, por ejemplo, tiene una de las sorpresas estivales con 'UnReal', aunque aún no haya alcanzado una gran visibilidad, y USA, una de las cadenas que, hace no tanto tiempo, más aprovechaba el verano puede tener la otra con "Mr. Robot", una serie que parece salirse de sus procedimentales "de cielos azules" y apostar por algo un poco más complejo (su web ya llama la atención). Desde que su piloto se colgó en la página web de la cadena, no han dejado de aparecer elogios no tanto por el tema de la serie (que no es tan original) como por la manera en la que está expuesto en ese primer episodio, y hay altas expectativas por ver hacia dónde se moverá la trama.

"Mr. Robot" es una serie de hackers. Como decimos, no es nada original en ese aspecto, pero su creador, Sam Esmail, le da un giro ligeramente diferente al emparentarla más con "Rubicon", aquel título de conspiraciones de AMC, que con la película "Hackers". Elliot, su protagonista, es un tipo muy callado, convencido de que el gobierno y las grandes multinacionales nos espían de mil maneras diferentes y de que nosotros, con nuestra actividad sin filtro en internet, les damos aún más munición para ese espionaje. Elliot trabaja en una empresa de ciberseguridad por el día y, por la noche, se dedica a "cazar" a catfishes, pedófilos, hackers poco éticos y cualquier otra persona que esté explotando para actividades malvadas las posibilidades de anonimato que ofrece la red. Quiere exponer esa gran conspiración, esa "nuestra democracia ha sido hackeada" con la que se publicita la serie, y va a entrar, de repente, en una trama en la que no está seguro de si podrá manejarse.

El arranque de "Mr. Robot" (que Esmail ideó originalmente como película) es muy prometedor, y su diferente manera de presentar la historia la separa también del resto de la parrilla de USA, para la que es una apuesta realmente interesante. Es también curioso que se haya estrenado algo más de un mes después de que AMC comenzara a emitir la segunda temporada de "Halt and catch fire", la serie sobre pioneros informáticos en Texas a principios de los 80, que está mostrando la puesta en marcha de una empresa de juegos online. Ese término, online, es la clave, porque en 1984 ni se soñaba con internet tal y como la conocemos ahora. El lanzamiento de Mutiny está dándole a la serie una bienvenida inyección de energía a través del trabajo de Cameron y Donna, las dos protagonistas femeninas, y todo lo que son capaces de hacer por mantener la empresa a flote.

Ellas no se dedican a hackear las redes de grandes corporaciones y no creen que hay una conspiración de hombres poderosos, y con pocos escrúpulos, siguiendo todos sus movimientos, pero su actitud las sitúa en un plano más similar al de Elliot, y el retrato que ambas series hacen de los ingenieros informáticos y los hackers es menos maniqueo y está más cerca de la realidad que otros títulos. "Mr. Robot" se mueve más en los márgenes del thriller, mientras "Halt and catch fire" es más un drama de personajes, y las dos ponen un componente geek y tecnológico al verano que pueden seguir incluso quienes no tengan ni idea de cómo enviar un tuit.
Publicar un comentario en la entrada