15 junio 2015

La verdad de Wayward Pines

ALERTA SPOILERS: ¿Habéis visto el quinto episodio de "Wayward Pines", con el muy mulderiano título de "The truth"? Seguid leyendo sólo si la respuesta es afirmativa.

Y justo en la mitad de su recorrido, "Wayward Pines" decidió desvelar el gran misterio alrededor del pueblo, una revelación que, desde luego, debe figurar entre las cosas más inesperadas de la temporada televisiva. Todas nuestras especulaciones de que aquello era algo como la Villa de "El prisionero" se van al garete, pero al mismo tiempo, resulta difícil no sacudirse de encima la sensación de que hay algo más ahí que no nos están contando (o que parte de esa "verdad" en realidad es otro elaborado engaño). Si nos fiamos de lo que el personaje de Hope Davis cuenta a los chavales, y de lo que ve el de Matt Dillon (y de lo que ha explicado Chad Hodges, showrunner de la miniserie), realmente la revelación es toda una bomba, algo que pilla al espectador completamente por sorpresa. Pero, como decimos, sigue habiendo cosas que no terminan de encajar.

El secretismo que domina el pueblo, por ejemplo, y la manera en la que se decide quiénes van a él es una de esas cosas, lo mismo que las diferentes puertas que Ethan ve cuando se esconde en el camión de reparto. ¿Quieren decir que hay más pueblos del mismo estilo que Wayward Pines? Y si no es así, ¿adónde llevan? ¿Y cómo se desplaza Pilcher a través del tiempo para reclutar a los habitantes del lugar? Desde luego, que de repente estemos ante una serie post-apocalíptica no es lo que parecía cuando FOX la estrenó, pero también hay que elogiar la voluntad de la miniserie por no jugar con la información y alargar innecesariamente la resolución del misterio. Ahora será interesante ver cómo aceptan los personajes esa información, si nos vamos a encontrar ante una heredera de "Los 100", o si vamos a seguir viendo una especie de "El prisionero".

"Wayward Pines" ha sido, en ese aspecto, bastante honesta con el espectador. Enseguida vemos que hay un muro rodeando el pueblo y que hay unas extrañas, y peligrosas, criaturas fuera de él. Sólo se les cuenta a los adolescentes la verdad porque los adultos no serían capaces de soportarla, ¿pero es así o hay otro motivo detrás de ello? A veces, parece que las amenazas de Pam (una divertida Melissa Leo) son un poco excesivas para lo que es realmente un arca de Noé. ¿Nos espera otro giro más adelante? ¿Y qué va a hacer Ethan? ¿Seguirá escarbando?

Puede no ser el estreno del verano, pero la miniserie está haciendo gala de una estupenda atmósfera, de unas buenas interpretaciones y, como decimos, de una voluntad por resolver preguntas y avanzar la trama que resulta refrescante, teniendo en cuenta cómo nos habían intentado colar hasta ahora otras series de este estilo (tipo "Persons unknown"). Cuando lleguemos al final comprobaremos si la trama estaba bien manejada o no, pero para un misterio estival, está resultando bastante mejor de lo esperado. Además, resulta curioso ver los otros directores que están encargándose de los capítulos después de M. Nigh Shyamalan, como James Foley o Zal Batmanglij. Ya no sólo se pasan a la tele los guionistas más o menos independientes, sino hasta los directores. Vincenzo Natali ha añadido "Orphan Black" a sus tareas directoras televisivas, que hasta ahora se restringían a "Hannibal".
Publicar un comentario