01 junio 2015

Los críticos o los Emmy

Desde su estreno en FX, en 2013, las voces que se han quejado siempre de que "The Americans" no reciba más atención por parte de los grandes premios no han hecho más que hacerse más y más ruidosas. Los Emmy la ignoran (como pasa con casi todo lo que emita esa cadena que no sea 'American Horror Story') y sólo los Critics' Choice se acuerdan de que existe. Son unos premios todavía muy jóvenes (la de 2015 ha sido sólo su quinta edición) y sus votantes quieren distinguirse de los Emmy, ese viejo dinosaurio, optando por reconocer a series nuevas antes que ellos y a candidatos que gustan mucho a los críticos, pero que jamás podrán pisar la alfombra roja de los galardones más importantes de la industria televisiva estadounidense.

Scott Feinberg, oscarólogo residente de The Hollywood Reporter y miembro de la asociación de críticos televisivos que entrega estos premios, apuntaba este año que, tal vez, en 2015 podían empezar a marcar el camino para los académicos primero en julio, con el anuncio de las nominaciones, y después en septiembre, con la ceremonia de entrega. Los cambios en las normas que los Emmy han incluido, aumentando por ejemplo los candidatos en drama y comedia, parecen apuntar a que podría abrirse el abanico de series que se toman en cuenta para ser nominadas, pero la larga tradición conservadora de estos galardones, y su propio funcionamiento, no invita demasiado al optimismo. Los votantes de los Critics' Choice son personas que se ganan  la vida viendo y escribiendo sobre series; los de los Emmy son gente de la industria que no tiene tiempo de ver la tele, y que acaba tirando de los DVDs que las cadenas envían con sus títulos más premiables.

La popularidad, la visibilidad, que una serie de repente se convierta en el must-see de Hollywood... Hay bastantes factores externos a la mera calidad de un candidato para que, primero, pueda aspirar al Emmy y, después, pueda ganarlo. Por desgracia, "The Americans" es una de esas series que nunca ha entrado en el radar de la Academia de televisión. Ni siquiera tener como protagonista a una estrella televisiva como Keri Russell ha hecho que le prestara atención, y hay también que tener en cuenta que sus audiencias, tirando a bajas hasta para FX, no contribuyen a cambiar la situación. Ésta es una de esas series y actores que tienen que conformarse con verse reconocidos por los Critics' Choice o por los premios de la TCA, la otra asociación de críticos de televisión. Ninguna de las dos entregas de galardones sirve para adelantar por dónde pueden ir los gustos de los Emmy mucho más que los Globos de Oro, de los que poca gente se acuerda ya a estas alturas del año.

Aunque, siendo justos, sí hay una ganadora de los Critics' Choice que podría hacer ruido en los Emmy: Amy Schumer. Reconocida como mejor actriz de comedia por "Inside Amy Schumer", está sustituyendo a Louis CK como el cómico del momento entre los periodistas estadounidenses, y la tercera temporada de su programa está llamando la atención fuera de las fronteras de Estados Unidos. Su humor es, tal vez, demasiado crudo y agresivo para los Emmy, pero es la mayor esperanza de que haya una verdadera revolución en esos premios cuando llegue septiembre. No es ninguna debutante, pero ahora es cuando Schumer está posicionándose para asaltar el trono de la comedia norteamericana, si no lo ha hecho ya. Su siguiente paso es una película, "Trainwreck", que hasta ahora sólo era conocida por ser la cinta en la que aparecía LeBron James, pero que puede contribuir este verano a elevar el perfil de Schumer. ¿Será la nueva it-girl cómica?
Publicar un comentario