26 septiembre 2016

El buen sitio de la gente ¿buena?


El guionista Mike Schur no sabe hacer comedias sin más. Procedente de "The Office", sus siguientes proyectos siempre se han salido, de alguna forma, del molde de lo que se considera una sitcom tradicional. "Parks and recreation" y su intenso lado emocional y "Brooklyn Nine-Nine" y esa sátira de las series de policías están lejos de los estrenos, mucho más convencionales, que las cadenas estadounidenses han elegido en comedia para la temporada 2016/17, que el nuevo proyecto de Schur para NBC, "The good place", ya parece directamente una excentricidad. Más todavía cuando el guionista afirma que "Perdidos" es una gran influencia en esa serie.

"The good place" nos lleva a una vida eterna en la que no se distingue Cielo e Infierno, sino entre el Buen Sitio y el Mal Sitio. Al primero llega Eleanor, una mujer elegida para ese lugar porque, en vida, fue una buena persona, alguien altruista, dedicado a mejorar la vida de las demás personas y al que no le importaba sacrificarse por ellas. Con la diferencia de que Eleanor no es realmente así, y si quiere seguir en el Buen Sitio, tiene que cambiar y empezar a ser una buena persona. Y tiene que hacerlo antes de que la descubra Michael, el arquitecto del barrio del Buen Sitio al que ha ido a parar.

Ya es un punto de partida bastante particular para una sitcom de NBC, y cuando se ven los dos primeros capítulos, aún queda más claro su condición especial entre la cosecha de comedias en abierto de esta temporada. Es una sinopsis más propia de una película de Frank Capra, pero contada con las herramientas y el punto de vista del siglo XXI, de un tiempo en el que el narcisismo se fomenta en las redes sociales y donde no vale con ser buena persona, tienes que proclamarlo a los cuatro vientos de internet. Esa dualidad puede ser interesante de ver, más si tenemos en cuenta que Eleanor es una egoísta de manual, pero parece que no es la única persona que se dejó tentar por el egocentrismo entre los habitantes del Buen Sitio.

Esos pequeños detalles de que hay cosas ocultas ahí que no son tan perfectas pueden dar a "The good place" su toque diferencial. Tiene a una gran protagonista central en Kristen Bell (que no había vuelto a llevar una serie sobre sus hombros desde "Veronica Mars") y un look luminoso, como de "Pushing daisies", pueden hacernos creer que vamos a ver una serie muy optimista y tirando a moñas, pero da la sensación de que no es ese el caso. Los esfuerzos de Eleanor por mejorar, y algunos comentarios sueltos de otros habitantes, apuntan a que en el Buen Sitio hay mucho aún por descubrir.

Música de la semana: "This is us" ha sido uno de los estrenos con mejor acogida entre el público, de momento, entre las networks estadounidenses, y arranca con "Death with dignity", canción del disco que Sufjan Stevens dedicó a su madre y su padrastro, "Carrie & Lowell".
Publicar un comentario en la entrada