13 septiembre 2016

La vida de Tig


Tig Notaro tuvo un 2012 realmente terrible. En apenas cuatro meses, sufrió un serio problema digestivo, murió su madre, lo dejó con su novia y, de remate, se le diagnosticó cáncer de mama y se le practicó una doble mastectomía. Tig canalizó todo eso a través de un monólogo cómico en el club Largo, en Los Ángeles, que fue calificado de clásico instantáneo por quienes tuvieron la suerte de verlo, y su experiencia motivó el documental "Tig", que más que repasar todas esas tragedias seguidas, muestra cómo Notaro termina saliendo a flote gracias a su sentido del humor. Es un documental que deja un no-sé-qué especial al espectador; Tig ha desnudado su vida y su lado más vulnerable, y ha dejado también, de paso el principio de una tierna historia de amor y varios momentos muy divertidos.

Ahora, repite la jugada con "One Mississippi", una comedia para Amazon que ficcionaliza justo la muerte de su madre, y cómo ese hecho la obliga a afrontar determinados aspectos de su relación con su familia (y con su padrastro, sobre todo) y de su propia vida. En The Guardian decían que era una "comedia realmente miserable", en el sentido de que gira sobre esa concatenación de tragedias que Notaro sufrió en 2012, y apuntaban que encajaba perfectamente en el peculiar estilo de comedias que la plataforma está produciendo, y que lidera "Transparent". Son series de aire indie y con un toque muy personal por parte de sus creadores, y hasta las que se salen de ese molde, como "Mozart in the jungle", siguen sin ser comedias al uso.

Casi son más como aquellas dramedias de Showtime alrededor de personajes femeninos en constantes problemas, y no se parecen, en general, a las que Netflix está produciendo por su parte, que intentan abarcar todos los gustos posibles entre sus clientes. La sensibilidad más que cómica, personal, de Tig Notaro es la principal fuerza impulsora de "One Mississippi", y eso se nota desde el primer episodio. Puede ser un visionado un poco difícil si estamos atravesando una mala racha, pero también apunta a ser una de las series que acaben incluidas en todas las listas de lo mejor del año.

Además, también encaja perfectamente con esa tendencia, cada vez más acusada, de que los cómicos creen series muy personales para ellos, que cuenten algún aspecto de su vida. La sombra de "Louie" es alargada y se nota esta temporada, sobre todo, en "Better things", que él ha co-creado con Pamela Adlon.
Publicar un comentario en la entrada