12 febrero 2006

Everwood vs. Cicely
















Esta tarde, La Primera recupera la tercera temporada de "Everwood", una serie sobre un médico que se muda con su hijo a una pequeña población de las Montañas Rocosas, habitada por una serie de personajes que entrarán y saldrán de las vidas de los protagonistas. En España tiene un éxito relativo (aunque casi todos mis amigos la ven, en fin), y hay quien la ha comparado con "Doctor en Alaska" por estar ambientada en un pueblo pequeño en medio de la naturaleza.
Pero, a nuestro juicio, ahí se acaban las comparaciones. Mientras "Everwood" es un drama familiar que está más cerca de series tipo "Siete en el paraíso" (sin tanta mojigatería), lo de "Doctor en Alaska" era mucho más difícil de clasificar, pues mezclaba inteligentemente elementos de telecomedia, surrealismo, drama costumbrista y yo que sé cuántas cosas más, amén de incluir personajes memorables como Chris de la Mañana, Marilyn (la secretaria india del doctor Fleischmann), el ex-astronauta Maurice, el aspirante a director Ed y, por supuesto, la pareja protagonista, que se pasaba toda la serie amándose y odiándose con la misma intensidad, y dando como resultado momentos televisivos difíciles de superar. Si en un post anterior decíamos que la química entre Gillian Anderson y David Duchovny era lo más creíble de "Expediente X", la que se daba aquí entre Rob Morrow y Janine Turner era antológica.
Tampoco ninguno de ellos ha tenido mucha suerte después del fin de la serie. A Turner la hemos podido ver en las autonómicas en "Doctoras de Filadelfia", y Morrow tiene una serie nueva en EE.UU., "Numb3rs", que da una vuelta de tuerca más a las policiacas tipo "CSI".
Lo que no se puede negar es que disfrutamos de cinco temporadas de gran televisión (la sexta, con el médico italiano que sustituía a Fleischmann, dejaba mucho que desear), a pesar de los horarios terribles en los que La 2 programó la serie originalmente (los viernes a partir de las 00:00, si no recuerdo mal). Siempre era un placer volver a Cicely.
Publicar un comentario