30 mayo 2016

Esta vez, es personal


¿Tienen los superhéroes de The CW un problema con sus grandes villanos? Eso es lo que se pregunta TV Line a la luz de cómo han evolucionado las temporadas de "Arrow", "The Flash" y "Legends of tomorrow". Las tres tenían grandes villanos que prometían bastante en sus inicios, y que se fueron diluyendo con el paso de los capítulos. Vandal Savage, en realidad, nunca fue un malo demasiado llamativo, pero Damien Dahrk y Zoom sí que se presentaron con gran potencial. Aunque el primero no era más que una versión con superpoderes del villano que Neal McDonough interpretó en la tercera temporada de "Justified", sí aportaba una chispa que no estaba presente en Ra's Al-Ghul. Y que Zoom fuera tan poderoso y tan despiadado era un reto realmente grande para el equipo de STAR Labs, mucho más porque ellos le habían abierto la puerta su Tierra.

Sin embargo, es probable que sostener esas historias durante 23 episodios, reservándose el gran enfrentamiento para el final, no sea lo que mejor les conviene a estas series y estos villanos. Siempre hay algún punto en el que la trama da síntomas de agotamiento y hay que buscar nuevos giros para justificar que los héroes no vayan a atacar directamente al malo, o que éste no los aplaste por completo. Pero también puede ser que el problema esté en la concepción de esos villanos, porque todas estas series los han tenido mucho más efectivos. ¿El truco? Que tenían alguna conexión personal con los protagonistas.

Slade Wilson hizo que el tramo final de la segunda temporada de "Arrow" fuera lo mejor que han hecho hasta la fecha porque su relación con Oliver era muy cercana. Y porque la serie había estado construyendo ese personaje durante una temporada y media antes de revelar que era el malvado Deathstroke. Su pasado con Oliver y Sarah en la isla le daba un peso añadido a todas sus acciones, y que estuviera motivado por la venganza personal contra el joven Queen lo convertía en mucho más peligroso que, paradójicamente, alguien que pretende dominar el mundo. Los siguientes intentos de "Arrow" de introducir grandes villanos han fracasado, en parte, porque carecen de esa conexión personal con Oliver.

Que es algo que también le ha pasado a "The Flash" con Zoom. Y eso que este personaje ha estado más integrado en el día a día de Barry y compañía, pero con él faltaba la conexión emocional que tenía Reverse Flash al haber estado involucrado en el asesinato de la madre de Barry. La motivación de Allen para detenerlo era mucho más fuerte, aunque no estuviera en juego el destino del multiverso. Cuando la trama horizontal representa algo muy personal para los protagonistas, es inevitable que den lo mejor de sí mismos. Si la primera temporada de "Verónica Mars" es la mejor de todas es porque el asesinato de Lily Kane era muy personal para Verónica y ella está mucho más implicada en su investigación.
Publicar un comentario en la entrada