07 noviembre 2016

La presentación del héroe


La crítica más habitual a "Doctor Strange", la última película de Marvel, es que visualmente es muy imaginativa y espectacular, llevando mucho más allá los efectos especiales de "Origen", que Tilda Swinton casi le roba la película a Benedict Cumberbatch y que la trama cae en la fórmula habitual de presentación de héroes del estudio. "Iron Man", "Thor", "Capitán América. El primer vengador"... Al ser todas la  primera película en la que aparecía ese superhéroe en concreto, lo que veíamos era una historia de origen (una origin story); conocíamos al protagonista como un hombre corriente (o todo lo corriente que pueden ser el Dios del Trueno o Tony Stark) que sufre un contratiempo y, como resultado, adquiere superpoderes para superarlo.

Como apuntaban en Vox, hay por ahí además un personaje femenino (interés amoroso del protagonista, por lo general) que lo ata a su antigua vida y un villano menos interesante de lo que parece en un principio, y ya está la fórmula Marvel de presentación de superhéroes. Esa fórmula, de todos modos, no es exclusiva del estudio. "Batman Begins" y los sucesivos reinicios de Spider-Man la han seguido también, por lo que no es extraño que, para cuando "Doctor Strange" llega a las pantallas, haya espectadores que estén un poco cansados de que todas esas primeras cintas sean iguales. Y hay maneras de que presentar al superhéroe sin tener que pasar por este trámite; "Batman", de Tim Burton, es un buen ejemplo de ello.

Pero esa palabra, trámite, tiene la clave de todo el asunto. Las sucesivas fases de Marvel siguen los dictados más de las series de televisión, con una primera película que cumple las mismas funciones de presentación de personajes y de su situación de partida que un episodio piloto y, en teoría, "lo bueno" empieza a partir de la segunda cinta. Los espectadores ya conocen a todo el mundo, y la acción puede centrarse en algo más interesante. Después de "Doctor Strange", el estudio tiene en preparación "Capitán Marvel" y "Pantera Negra", y es muy probable que ambas vuelvan a plegarse a la misma fórmula, pues constituyen la presentación al gran público de Carol Danvers y T'Challa, aunque a éste ya se le viera en "Capitán América. Civil War". ¿Caerá igualmente "Spider-Man: Homecoming" presa de la misma trampa? ¿Cuántas veces podemos ver la picadura de la araña a Peter Parker o el asesinato de los padres de Bruce Wayne?

Música de la semana: La elección esta semana ha sido bastante fácil; "Heaven is a place on Earth", de Belinda Carlisle, una canción que está ya tan indisociablemente unida a "Black Mirror" como "Anyone who knows what love is".
Publicar un comentario en la entrada