13 noviembre 2012

Los fans del abrigo marrón

Los browncoats es el término con el que los fans de "Firefly" empezaron a darse a conocer ya desde la accidentada emisión de la serie, en 2002, organizándose para comprar un anuncio en "Variety" que intentara salvarla de la cancelación y hasta pidiéndole a UPN (ya difunta) que la recuperara después de que Fox le echara el cierre. En aquel momento no tuvieron demasiada suerte, pero una cosa muy curiosa de esta serie es que su fandom fue creciendo con el tiempo y fue volviéndose cada vez más ruidoso, comprando los DVDs en masa y organizando todo tipo de actos benéficos para honrar la memoria de la creación de Joss Whedon. Esa actividad llamó la atención de Universal y, junto con los esfuerzos de Whedon por revivir la historia del modo que fuera, terminó fructificando en la película "Serenity", que ofrecía un vistazo a lo que la serie podría haber sido, además de un cierre más con sensación de cierre (aunque Whedon ha continuado la historia en cómics). Todo esto explica por qué el décimo aniversario de un western espacial cancelado en su hiato de Navidad ha recibido tanta atención por parte de los periodistas estadounidenses, y por qué Science Channel decidió emitir un especial, llamado "Browncoats unite", celebrando dicho aniversario.

El especial se articula alrededor de una mesa redonda, que tuvo lugar en la pasada Comic-Con de San Diego, con dos de los guionistas de la serie, José Molina y Tim Minear, y parte de su reparto (Sean Maher, Alan Tudyk, Nathan Fillion, Adam Baldwin y Summer Glau), con entrevistas intercaladas a Jewel Staite, Gina Torres y Morena Baccarin. Lo que vemos es una conversación sobre por qué "Firefly" es especial, orientada en su 90% a su cancelación y al sentimiento que tenían durante el rodaje de que la cadena no les quería especialmente y que en cualquier momento dse podía terminar todo. Los participantes cuentan que, el día que se hizo oficial su cancelación, les quedaban cuatro días de rodaje de "The message", un capítulo en el que Mal y Zoe reciben el "cadáver" de un antiguo compañero de armas, y en consecuencia, buena parte de los temas que tocaba aquel episodio acabaron siendo un metacomentario sobre la situación de la propia serie. El tono que preside la charla es bastante animado, no obstante, y todos coinciden en señalar que la sensación de que aquello iba a durar poco los llevó a unirse más ya disfrutar todo lo que pudieran de la experiencia.

"Browncoats unite" no pasaría de una reunión simpática entre gente que está claro que se tiene mucho aprecio si no fuera por algunas cosas que Minear y Baccarin desvelan ya casi al final de la mesa redonda, cuando empiezan a hablar de las tramas que podrían haber tocado si la serie hubiera continuado. Casi todos los personajes guardaban algún secreto, siendo River y el pastor Book los más evidentes, pero Inara también guardaba más de una sorpresa que es una pena que al final no pudiéramos ver (de hecho, tiene que ser interesante ver "Firefly" sabiendo ese secreto). Whedon tenía una idea para un capítulo bastante desesperanzador centrado en ella, y con participación de los Reavers, que habría cambiado de paso la relacion que tenía con Mal, y por lo que cuentan, parece que era un personaje que pensaban haber desarrollado en mayor profundidad más adelante. Los fans de la serie van a disfrutar mucho este especial, que termina con un resumen del panel de Comic-Con, en el que participó el propio Joss Whedon, y que de algún modo encapsula esa frase de Mal que terminó convertida en el leit motiv de los fans y hasta de la vida que tuvo la serie después de su final: "Seguimos volando. Es suficiente".
Publicar un comentario en la entrada