07 mayo 2015

No es fácil ser Iris West

ALERTA SPOILERS: ¿Cómo vais con "The Flash"? ¿Habéis visto a Grodd en acción? ¿No? Pues no sigáis leyendo.

Hace algún tiempo hablamos sobre cómo "Arrow" había hecho evolucionar a Laurel Lance y cómo, a veces, mantener en secreto las identidades superheroicas de los protagonistas de estas series acababa haciendo más daño que siendo una mina de historias. Podríamos llamarlo el Paradigma de Laurel Lance, y hasta podríamos identificar a una gran damnificada por él; Iris West. El interés amoroso de Barry Allen en "The Flash" ha sido un personaje con poco qué hacer durante buena parte de la primera temporada. Iba investigando las apariciones del superhéroe por todo Central City y, cuando empezó a trabajar de reportera, fue ganando un poco más de peso al seguir la investigación de su compañero sobre Laboratorios STAR y Harrison Wells, pero ha sido más un lastre que otra cosa para la serie.

El principal problema era que hasta Eddie Thawne, su novio, sabía que Barry era Flash, pero ella no, y la testadurez de los personajes en mantenerla apartada del equipo del superhéroe la marginaba aún más. El tema estaba volviéndose un poco ridículo, y hasta había algunos fans que ya no soportaban más a Iris. ¿Cómo podía ser que no se diera cuenta de quién era Flash en realidad? ¿Qué pretendían los guionistas hacer con ella? Afortunadamente, aquella revelación que parecía borrada por el viaje en el tiempo de Barry no estaba olvidada, y aunque lo descubre de una manera un poco fortuita, Iris al fin sabe la verdad.

En "The Flash" y en "Arrow", que los personajes conozcan las identidades de Oliver Queen y Barry Allen los ayuda a hacerlos un poco más interesantes. Pueden integrarse mejor en las tramas y pueden resolverse todos los inconvenientes y las críticas que la propia Iris les arroja a Barry y a su padre cuando no sólo descubre la verdad, sino que se entera que han estado ocultándosela durante meses. El primer paso hacia la rehabilitación del personaje, y hacia un mejor uso de él, ya está dado. Ahora, las implicaciones que puede tener el intento de Wells-Eobard de volver a su tiempo, y de esa portada de periódico futura, serán más interesantes porque todo el mundo es consciente de con quién se están jugando los cuartos.

"The Flash" ha sido una de las series más entretenidas de la temporada por su mezcla entre la diversión tirando a friki, el misterio sobre la muerte de la madre de Barry y un manejo de sus capítulos de mitología bastante acertado. Hasta han logrado que los villanos (que sobre el papel sonaban bastante cursis) tuvieran o un toque irónico para superar su lado tontorrón, o fueran un poco más amenazantes para dar a Flash rivales un poco más a su altura, aparte de Harrison Wells. Cómo ha ido desvelándose el misterio ha estado bien llevado, y sus crossovers con "Arrow" han sido realmente divertidos. Y una vez que han metido a Iris en el círculo de confianza, pueden dar un salto interesante para la próxima temporada.
Publicar un comentario en la entrada