21 febrero 2016

Los rebeldes de la galaxia

ALERTA SPOILERS: ¿Cuántos estáis viendo "Star Wars Rebels"? ¿Y cuántos habéis visto, al menos, el reencuentro de Hera con su padre? Si sois de los que sí habéis llegado ahí, podéis seguir leyendo.

En diciembre, poco antes de que se estrenara en cines "Star Wars. El Despertar de la Fuerza", "Star Wars Rebels" cerraba en Disney XD la primera mitad de su segunda temporada, una entrega más larga que la inaugural (serán 20 episodios) y en la que se empieza a profundizar más en la Rebelión contra el Imperio. Ezra, Kanan y los demás ya han dejado de plantearse si deberían unirse a ella; lo han hecho, y sus preocupaciones pasan a ser conseguir repuestos, equipos y naves para los rebeldes, rescatar a comunidades en problemas por la actividad imperial y buscar una base de operaciones que permita tomarse un respiro de vez en cuando. Y escapar de los Inquisidores que persiguen a Ezra y Kanan, pero la primera mitad de este segundo tramo de la temporada no les ha dado aún demasiad cancha.

Lo que estamos viendo son diversas misiones que nos permiten conocer mejor a los personajes que no son el jedi y su padawan, todos con relaciones complicadas con su planeta natal, como Zeb, o con su familia, como Hera. La piloto y capitán de la Alianza Rebelde ha ganado, de hecho, bastante más peso en estos capítulos. Ella era quien empujaba a la tripulación de la Ghost a luchar contra el Imperio en la primera temporada, así que es normal que, una vez que se integran entre los insurgentes, adquiera algo más de relevancia. La serie nos ha enseñado no sólo su habilidad como piloto, sino su valía como líder y como luchadora contra la opresión imperial. Hera representa las principios más altruistas y más prácticos en "Star Wars Rebels" frente a un Kanan que tiende a mostrarse siempre más reticente de inicio (también se han permitido retratarlos un poco más como pareja, o algo así), y también ha ido ocupando un rol de mayor responsabilidad.

Eso se se aplica, en realidad, a todos los personajes. Ezra y Kanan no han centrado tanto el tramo intermedio de la temporada y se ha abierto un poco más el campo, permitiendo también que regresen personajes de "The Clone Wars" y que haya apariciones de gente muy conocida de la saga como la propia princesa Leia, de la que vemos a lo que se dedicaba antes de cruzarse con Luke y Han en "Una nueva esperanza". Sólo es una misión más en la serie, pero muestra que han ido aprendiendo a integrar bastante bien los guiños a la saga original en la trama. No obstante, lo que elevó el nivel de la temporada fue la acción de esos nuevos Inquisidores, que es de suponer que volverán a adquirir más relevancia cuando estemos cerca del final.

La persecución de los jedi casi hasta su extinción es lo que da a "Star Wars Rebels" un lado un poco más ocuro e interesante, menos de aventurillas ligeras, y que pone a sus personajes ante retos realmente importantes. Sí, la formación y fortalecimiento de la flota rebelde es entretenida (estoy deseando ya que anuncien Hoth o Endor como su base), pero es en ese otro aspecto donde está el gran potencial de la serie, más allá de un divertimento muy estimable para fans de "Star Wars".

Música de la semana: "Vinyl" es la apuesta dramática de HBO para el primer trimestre del año, una serie ambientada en la escena musical de la Nueva York de los 70. Su primera secuencia lleva a su protagonista a un concierto de New York Dolls, uno de los grupos más provocadores y con mayor personalidad propia de la época, que "derrumban" un edificio a los sones de "Personality crisis".
Publicar un comentario en la entrada