11 febrero 2016

Teoría y práctica del super-multiverso

Cuando "The Flash" arrancó su segunda temporada, ya comentamos que todo apuntaba a que iba a integrar en su trama Tierra-2, un mundo alternativo que, para quienes no lean cómics, puede recordar más a "Fringe" y su Otro Lado, pero que tiene una larga historia en las páginas de los títulos de DC. El Multiverso es una de las historias más conocidas de esa editorial, un entramado de Tierras paralelas (hasta 52) que ha permitido todo tipo de combinaciones de superhéroes, reinvenciones y tramas (y que ha tenido también su propio reboot), y que parece que va a guiar también los pasos del particular universo compartido de Warner/DC en televisión.

Hasta ahora, eran las series de The CW las que existían todas en el mismo plano. "The Flash" era un spin-off de "Arrow" y, a su vez, "Legends of tomorrow" nacía a partir de personajes que habían aparecido previamente en esas dos. Incluso Constantine se pasó a echar una mano a Oliver Queen una vez que fue cancelada su serie en NBC. Sin embargo, fuera de este conjunto, el resto de series DC existían en sus propias burbujas. "Gotham" no tenía nada que ver con Barry y Oliver y ninguca de las tres anteriores parecía existir en el universo de "Supergirl". Lo único que muchas de ellas tienen en común es la productora de Greg Berlanti (y, por tanto, comparten a bastantes de los mismos guionistas y productores), y esa circunstancia hacía que los periodistas se preguntaran si la costumbre de Barry y Oliver de visitarse de vez en cuando se podría trasladar también a la serie de la Mujer de Acero en CBS.

Hace unas semanas, la cadena confirmó que iba a producirse un crossover entre "The Flash" y "Supergirl" (del que hay ya algunas fotos del rodaje), pero no se sabía cómo iba Barry Allen a visitar National City si, allí, en ningún momento se ha mencionado Central City ni ninguna otra cosa que ocurra en The CW (que es un detalle que sí se nota en las otras tres series superheroicas). ¿La respuesta? El Multiverso. El último episodio de "The Flash", "Welcome to Earth-2", incluía entre sus guiños varias imágenes de otros personajes de DC mientras atravesábamos el vórtice entre ambas tierras. La más destacada, por supuesto, era la de Supergirl, lo que parece confirmar que Walter Bishop disfrutaría enormemente este crossover (que encima se titula "Worlds finest").

Y lo que parece indicar también que, en lugar de integrar todas sus series en un único universo compartido (a lo Marvel), DC se va a decantar por el Multiverso. Así se puede justificar por qué Kara nunca ha oído hablar de Oliver Queen pero Barry puede visitarla, por ejemplo. Y, así, las series no tienen por qué ser tan esclavas de una continuidad global. Ya vimos que eso no es bueno en los episodios en los que "Arrow" y "The Flash" tenían que preparar el terreno para "Legends of tomorrow", limitando parte de la diversión que proporcionan siempre los cruces entre ambas series.

Desde luego, hay curiosidad por ver cómo evoluciona todo (un camino sugerido por Geoff Johns, responsable de entretenimiento de DC, en esta entrevista de finales de 2014) y si es un camino que, en algún momento, acaba cruzándose de algún modo con las películas o no. Con "The Flash", Warner (y The CW) tiene un éxito claro, y hay que decir que ese primer episodio en Tierra-2 está realmente bien. Siempre es divertido ver las versiones alternativas de los personajes que ya conocemos, y Zoom es un gran villano.
Publicar un comentario en la entrada