14 diciembre 2016

Las jóvenes reinas


La reina Victoria subió al trono de Inglaterra en 1837, con 18 años, y reinó durante 63. La reina Isabel II fue coronada con 25, en 1953, y va camino de superar a Victoria como la monarca que ha estado más tiempo al frente del Reino Unido y la Commonwealth. No deja de resultar curioso que justo este año se hayan estrenado dos series que arrancan, precisamente, en el momento en el que ambas ascienden al trono y tienen que enfrentarse a dudas sobre su capacidad para estar a la altura de la tarea por su juventud. Pero, por otro lado, ambos títulos no pueden ser más diferentes.

"Victoria", la primera en llegar, casi es más un intento de ITV de buscar a su sucesora de "Downton Abbey" a través de la potenciación de un ritmo rápido en sus episodios y del énfasis en los intereses amorosos de la reina. Es verdad que tener a una chica de 18 años en el trono tenía que ir por esos caminos, y la propia creadora de la serie, Daisy Goodwin, ya explicó en su momento que la primera temporada de "Victoria" iba a contar una apasionada historia de amor, la de la propia reina con el príncipe alemán Albert, su a la sazón esposo. El primer capítulo (que #0 estrenará en España el día de Navidad) ya deja bien claro por dónde van a ir los tiros, mostrando también a una Victoria un poco impetuosa y muy decidida a labrarse su propio camino, escapando de la influencia de su madre y sus asesores.

Por su parte, "The Crown" opta por otro camino. No tiene tanta prisa por mostrar la historia y se centra más en los retos que Isabel II tuvo al principio de su reinado no sólo por su juventud, sino porque sobre su cabeza pendía la sombra de su padre, Jorge VI, el rey que había inspirado al país durante la Segunda Guerra Mundial (también es el de "El discurso del rey"), y la presencia constante de Winston Churchill, primer ministro de nuevo. Las diferencias entre ambas series están muy presentes ya en el primer capítulo. El de "The Crown" está marcado por la enfermedad del rey y la lenta asunción, por parte de su hija mayor, de que va a heredar la corona antes de lo que pensaba. El de "Victoria" arranca directamente con la muerte de Eduardo IV, tío de Victoria, y los tejemanejes iniciales para ganar influencia sobre la monarca.

Los dos personajes históricos comparten esa circunstancia de haber subido al trono siendo muy jóvenes y, además, de ser los monarcas más longevos en la historia de Inglaterra, pero las series que protagonizan no podrían ser más distintas. ¿Cuál es mejor? Depende de lo que nos guste más. Con "Victoria" es mejor que no esperemos ningún tipo de lección histórica, y con "The Crown" no debemos ir buscando una deconstrucción de la institución. En lo que sí se parecen en estar más interesadas en las mujeres bajo las coronas.
Publicar un comentario en la entrada