11 enero 2015

Los músicos crápulas

A las palabras sexo y drogas siempre les sigue rock 'n' roll, nunca Tchaikovsky, pero si algo tiene a su favor "Mozart in the jungle" es, precisamente, esa yuxtaposición de la vida de flamenco, como quien dice, aplicada a la música clásica. La siguiente serie que Amazon ha lanzado después de "Transparent" está creada por Roman Coppola, Jason Schwartzman y Alex Timbers, y tiene entre sus productores ejecutivos a Rodrigo García. Es decir, que en cuanto a pedigrí de premios Independent Spirit no tiene nada que envidiarle a la historia de Maura Pfeffermann. Eso se nota en la realización y en el tono, al menos del arranque de la serie. Es una comedia menos de Sundance, pero igualmente con look independiente, y tampoco se le habría ocurrido a nadie fuera de ese circuito que podía ser interesante ver lo que se cuece entre las bambalinas de la orquesta sinfónica de Nueva York.

La protagonista a través de la que entramos en ese mundo es Hailey, una joven oboísta de Carolina del Norte que se gana la vida en la gran ciudad dando clases a niños ricos del Upper West Side por la mañana, y tocando en terribles musicales de Broadway por la noche. Hailey sueña con entrar en la orquesta, un lugar que recibe a un nuevo director con la esperanza de rejuvenecer al público. La llegada de ese director, niño prodigio que aprovecha la etiqueta de genio precoz (y su aspecto latino) para ligarse a todas las mujeres de la orquesta que pueda, es lo que pone en marcha la trama de "Mozart in the jungle", en la que también seguimos al viejo director anterior y a la primera chelista, que también toca en los musicales alrededor de Times Square para redondear su sueldo.

Hailey se adentra en un mundo que, desde fuera, puede parecer serio y encorsetado como si fuera una ópera de Wagner, pero que en realidad es mucho más parecido a las veloces composiciones para piano de Franz Liszt. Es decir, que "Mozart in the jungle" puede hacer bien lo que "Smash" no logró; contar de un modo entretenido e interesante las entretelas de un grupo de personas que conviven diariamente con la presión de alcanzar la perfección artística, y que esa perfección atraiga al público y dé dinero. Además, resulta complicado sacudirse la sensación de que Rodrigo, el director de orquesta joven y exitoso al que da vida Gael García Bernal, no está inspirado aunque sea un poco en Gustavo Dudamel, el director venezolano que tomó al asalto el mundillo hace unos años con un estilo desenfadado que lo ha llevado del Sistema Nacional de Orquestas Juveniles e Infantiles de su país a la Filarmónica de Los Ángeles.

"Mozart in the jungle" cuenta con la ventaja de moverse en un escenario muy poco habitual en televisión, aunque la historia de Hailey puede ser de las que ya hemos visto muchas veces. De todos modos, la actriz que la interpreta, Lola Kirke (hermana de Jemima, Jessa en "Girls"), tiene un aire especial que le da más interés del que tenía, por ejemplo, Karen en "Smash", y Saffron Burrows resulta igualmente muy intrigante como la chelista con su clasificación de los hombres en la cama dependiendo del instrumento que toquen. Y, si "Transparent" era una serie muy de Los Ángeles, "Mozart in the jungle" apunta a que va a ser muy de Nueva York.

Música de la semana: Y ya que hemos mencionado a Liszt, la canción de esta semana no podía ser otra que "Lisztomania", un tema de los franceses Phoenix que no se escucha en "Mozart in the jungle", pero que sí lo ha hecho en "Royal Pains", "Cougar Town", "Entourage" y, cómo no, "Gossip Girl".
Publicar un comentario en la entrada