15 enero 2015

¿Unos Oscars imprevisibles?



¿Es probable que aquella definición de que ésta era la carrera de los Oscars más abierta de los últimos años no fuera nada más que un cuento chino para conseguir más visitas en las webs especializadas en premios? Es verdad que no hay un favorito claro excepto en un par de categorías, pero quiénes iban a ser nominados empezó a quedar bastante claro en cuanto arrancó la temporada de premios. Por desgracia para algunas películas, también quedó claro que estrenarse muy tarde en diciembre ya no es garantía de nada, más que de que tienen que pelear más duro por hacerse notar entre las candidatas estrenadas entre septiembre y noviembre. No es garantía de nada a no ser que seas Clint Eastwood, que con “Million dollar baby” dio una de las mayores sorpresas recientes en la historia de estos premios, y que parece estar ganando cada vez más aceptación con “El francotirador”.

Las nominaciones a los Oscars 2015, que se han conocido esta tarde, han hecho buenas casi todas las predicciones que se estaban haciendo desde mediados del otoño, con la excepción de que, al final, sólo hay ocho candidatas a mejor película y entre ellas no está “Perdida”, probablemente demasiado malrrollera para ser una cinta producida por un gran estudio. Sí ha habido espacio para los “experimentos” más o menos independientes, pero también parece que, si “Boyhood” no es la gran favorita, lo serán las películas más convencionalmente “de Oscar”. Y, a ser posible, promocionadas por Harvey Weinstein. Echemos un vistazo a algunas de las cosas más curiosas de estas nominaciones.

PELÍCULA: Había serias dudas de si “Selma” conseguiría colarse entre las nominadas, después de ser una de las perdedoras en los pasados Globos de Oro y haber sido ignorada por los premios de los gremios. Finalmente, ha entrado, junto con otras que parecían favoritas para ser candidatas pero con las que también había dudas, como “Whiplash” o “El gran hotel Budapest”. ¿Serán “Boyhood” y “Birdman” las rivales a batir?

DIRECTOR: No habrá que subestimar, de todos modos, las opciones de “The imitation game” pues su director, Morten Tyldum, está nominado. Curiosamente, aquí se ha dado la circunstancia de que Bennett Miller es candidato, pero “Foxcatcher” no está entre las nominadas a mejor película, mientras “El francotirador” sí lo está y Clint Eastwood, sin embargo, no.

ACTORES: Pocas novedades aquí con respecto a lo que se ha ido viendo en los premios anteriores. Michael Keaton y Eddie Redmayne podrán pelear cara a cara, sin estar separados por la división entre drama y comedia, y salvo que la Academia decida reconocer la veteranía de Robert Duvall, parece que otro gran veterano como J.K. Simmons parte con ventaja por su tirano profesor de música de “Whiplash”. Para los que éramos seguidores de “The Closer”, sería un alegrón.

ACTRICES: También ha habido pocas sorpresas en estas categorías; si acaso,  la entrada finalmente de Marion Cotillard como mejor actriz por “Dos días y una noche”, que se quedó fuera del corte de pre-selección para mejor película extranjera. No obstante, y salvo cambio de idea de última hora, también parece que aquí hay dos claras favoritas: Patricia Arquette en secundarias y Julianne Moore en principales.

Las nominaciones, de todos modos, han dado varios grandes titulares, como que la candidatura a mejor película de “Selma” parece simplemente una palmadita en la espalda y poco más, pues ni David Oyelowo ni Ava DuVernay han conseguido llamar la atención de la Academia (la peculiar caída de esa película se explica bien aquí). Por otro lado, la polaca “Ida” ha hecho valer su fotografía en blanco y negro para colarse entre las candidatas a esa categoría, y la que parecía la gran favorita en las cintas de animación, “La LEGO película”, tiene que conformarse en su lugar con una nominación a mejor canción. Y algo parecido le ha pasado a “Into the Woods”, desterrada a las categorías técnicas junto con “Mr. Turner” y la que puede arrasar, “Guardianes de la galaxia” (que recordemos que ha sido nominada como mejor guión adaptado por la WGA). Para terminar, muy mal tienen que darse las cosas para que “CitizenFour”, el documental sobre Edward Snowden, pierda el Oscar en ese apartado una vez que “Life itself”, el de Roger Ebert, se ha quedado fuera. ¿Podría aguarle la fiesta “La sal de la tierra”?

P.D.:  El vídeo de arriba, por cierto, corresponde al arranque de la ceremonia de los Oscars de 2010, que contó con Neil Patrick Harris interpretando el número musical de apertura.
Publicar un comentario