08 enero 2015

Peggy Bristow

A veces, hay personajes que sí merecen tener su propio spin off. Tomemos por caso a Jack Harkness, el carismático timador que el Doctor y Rose se encuentran en el Londres de la Segunda Guerra Mundial, y que dejó tal huella entre los espectadores de “Doctor Who”, que se le concedió su propia serie, “Torchwood”, una en la que era el gran protagonista pero también lo veíamos más circunspecto que en su serie madre. Con la afición por los Universos Expandidos (y entrelazados) de Marvel, era raro que no intentaran un spin off de verdad de una de sus películas en formato serie. Sí, “Agents of SHIELD” es el vehículo para Phil Coulson, introducido en “Iron Man” y presente en todas las películas del estudio hasta “Los Vengadores”, pero es Peggy Carter la que realmente está protagonizando un spin off de verdad para ella sola.

Carter es la agente que ayuda a Steve Rogers a convertirse en un héroe en “Capitán América”, y la impresión que dejó el personaje (y su intérprete, Hayley Atwell) entre el público fue bastante más fuerte de la que, tal vez, esperaban sus responsables. Y eso que Carter no es un personaje creado para el cine, como Coulson, sino que aparecía al lado del Capitán en sus primeros cómics. Sin embargo, su resolución y su carisma, y la historia de amor de trágico final que comparte con Rogers, ayudaban a enriquecer la película y convirtieron a la agente de SSR (el antecedente de SHIELD) en una favorita del público. Así que los de Marvel decidieron probar con ella el mismo camino que acabaría llevando a “Agents of SHIELD”; produjeron un corto de quince minutos como extra del lanzamiento en DVD de ese año (en su caso, “Iron Man 3”) que podía funcionar como un pequeño piloto para una serie centrada en las aventuras de Carter luchando contra los primeros enemigos de SSR de la posguerra.

Aquel corto dejaba claro que Hayley Atwell podía sostener ella sola una serie y que las peripecias de Peggy Carter podían resultar sumamente entretenidas si mantenían el aire a serial de los 40 (pasado por el filtro de Indiana Jones, que se inspiraba en ellos) que tenían en aquel “One Shot”. Visto el resultado de los dos primeros capítulos de “Agent Carter”, todos los implicados han mantenido lo que hacía funcionar el corto y lo han ampliado y complicado hasta cierto punto, de tal modo que dé para ocho capítulos que podrían tener segunda temporada si la audiencia responde como hizo en su estreno. Peggy intenta encontrar su hueco en un empleo en el que los hombres que volvían de la guerra la apartan a puestos en los que, básicamente, lo único que hace es coger el teléfono, y aprovecha la oportunidad que le presenta Howard Stark de buscar los peligrosos inventos que alguien ha robado de su cámara secreta.

Hay una organización malvada y misteriosa, Leviatán (y que parece que proceda del universo paralelo de “Fringe” por la forma que tienen sus agentes de comunicarse con sus jefes), hay aparatos capaces de cosas increíbles y muy peligrosas, hay oficiales de SSR bien intencionados, pero que no tienen la visión de todo el panorama de Peggy, hay unos guiños hacia la época sumamente divertidos, como ese serial radiofónico, y luego están la propia Peggy y Edwin Jarvis, el mayordomo de Stark. Forman el dúo superhéroe-ayudante cuya dinámica debe resultarnos entretenida para volver semana a semana, y Atwell y James D’Arcy justifican cualquier pequeña discusión sobre macguffins tan evidentes como las bombas de vita-radiación. Carter y Jarvis, además, son quintaesencialmente ingleses en medio de todos esos americanos; no se perturban por nada y siempre cumplen su cometido, y al final se toman un té. Casi todas las críticas aparecidas en Estados Unidos destacan el gran carisma y la presencia de Atwell en el papel, capaz de ser dura y resolutiva, vulnerable y de pasarse a la comedia en un parpadeo.

Ella tiene buena parte de la culpa de que el inicio de “Agent Carter” prometa diversión ochentera y, además, el equipo detrás de las dos películas de “Capitán América” está muy implicado en la serie (aunque sus showrunners son Tara Butters y Michelle Fazekas, creadoras de “Reaper”). Tiene una idea mucho más clara de lo que quiere ser que “Agents of SHIELD” cuando empezó, sobre todo aplicando ese sentido de la diversión que anima a varias de las películas más exitosas de Marvel y que, hasta ahora, estaba desaparecido de su encarnación televisiva. Y sí, como decían sus dos responsables, “Agent Carter” es “Alias” en 1946. Nunca sobra ver en acción a otra heredera de Sydney Bristow.
Publicar un comentario en la entrada