10 agosto 2007

Extras, anuncios y taikos


  • Andy es mezquino, patético y vendería a su madre por una frase en una película. También es realmente divertido y es el protagonista de "Extras", la serie con la que Ricky Gervais continuó su andadura después del éxito de "The office". Por ahora, estoy empezando con la primera temporada, y he de decir que el capítulo con Kate Winslet es terrible. Ya comentaremos más cuando la termine.

  • Los anuncios de televisión tienen cada vez unas selecciones musicales más curiosas. Ya hablamos de aquél que usaba el "You'll never walk alone" del musical "Carrusel" para anunciar comida para bebés pero, ¿qué me decís de ése de Renault que recupera una canción de Kiss, "I was made for loving you"? ¿Y del de la ONCE, poniendo otra vez de moda a Europe y "The final countdown" (nunca nos libraremos de esa canción)? Pero el caso más peculiar que he visto últimamente es el de Calvo y aquél "mítico" (para quien fuera adolescente en los 90, en pleno dominio del bakalao) tema de Chimo Bayo, "Así me gusta a mí". Todos juntos.... ¡Uh-ah!

  • Hablando de música, pero de series, resulta curioso que "Caso abierto" no pueda editarse en DVD por problemas con los derechos de las canciones que aparecen en cada capítulo. Si habéis visto la serie alguna vez, os habréis dado cuenta que la ambientación para los flashbacks se hace muchas veces a través de canciones muy conocidas de cada época en concreto. Y, si pasamos a una de las obsesiones macguffineras por excelencia, y aun a riesgo de quedar más friki de lo que ya soy, os dejo un tema de la segunda temporada de "Galáctica", un "preludio a la guerra" que resume el estilo de la música de esta serie, entre "La delgada línea roja" y las películas de samuráis (esos tambores japoneses son mis preferidos, por cierto. Se aprecian más aquí, en "Scar".).
  • Para terminar, tengo en mi lista otra serie de los estrenos veraniegos del cable en EE.UU., "Mad men", ambientada en el sector publicitario de los 60. Sólo por la ambientación y la fotografía merece la pena echarle un vistazo, y por sus títulos de crédito. Otra con unos créditos curiosos es "John from Cincinnati", la nueva serie de David Milch, el creador de "Deadwood". Aunque los que me han parecido aún más curiosos son los de "Star Trek: Enterprise" que, aprovechando que con ese nombre ha habido, entre otras naves, un barco de guerra de la Marina inglesa del XVIII y el primer transbordador espacial de la NASA (que nunca llegó a volar), unen en los créditos los barcos de las expediciones europeas de ultramar con el "Espíritu de San Luis", las misiones Apolo a la Luna, los actuales transbordadores, el pequeño robot Sojourner en Marte e, incluso, la Estación Espacial Internacional.
Publicar un comentario