10 junio 2008

En busca de la nominación perdida

En cuanto acaba la temporada en USAmerica (incluso un poco antes), las cadenas de televisión empiezan con sus campañas de promoción de sus series de cara a los Emmys (campañas que, a veces, duran más que las primarias demócratas entre Barack Obama y Hillary Clinton). Los premios no se entregan hasta septiembre y creo que sus nominaciones no se harán públicas hasta julio, pero hay que empezar a generar anticipación y curiosidad por los competidores desde bastante antes. Así que las teles ya llevan tiempo enviando cajas de DVDs muy bien presentadas y todo tipo de merchandising a los académicos para intentar arañar una candidatura.

El tema está complicado porque sólo hay 5 nominaciones por categoría, y quienes aspiran a ellas se cuentan por cienes y cienes. Además, los programas con mejor audiencia y que se emiten en cadenas mayoritarias ya tienen la mitad del camino ganado (a todo el mundo les suena su título y saben más o menos de qué va), y en los Emmy las opciones de una serie y un actor aumentan o disminuyen dependiendo de los episodios enviados a los académicos para que se juzgue su trabajo.

Por supuesto, los yanquis ya están haciendo sus quinielas y apuestas de favoritos (ésta es la de Entertainment Weekly), y ninguno deja de notar que, este año, hay algunas fijas de otras ediciones que ya no están, como "Los Soprano" o "24" (que se ha tomado un año sabático), lo que debería abrir algo el campo. Quizás una serie que ha terminado esta temporada, como "The Wire", pueda colarse por ahí (sólo ha estado nominada una vez con anterioridad, al mejor guión por el penúltimo capítulo de la tercera temporada), pero es realmente difícil. Y ya no digamos la empinadísima pendiente que sería una nominación para "Galáctica", que ya logró mucho el año pasado ganando por sus efectos especiales y colándose en las candidaturas a mejor guión y mejor dirección. Sólo Mary McDonnell podría obrar el milagro (si Gillian Anderson ganó un Emmy por la temporada de "Expediente X" en la que Scully padecía un cáncer inoperable...), y tendrá que encomendarse a todos los Dioses de Kobol y al poder del Quinto Cylon paa aspirar a él.

Lo más probable es que "Mujeres desesperadas", "The Office", "Boston Legal", veremos si "Anatomía de Grey" y "Dos hombres y medio" (sacrilegio) estén otra vez en todas partes, y casi todos los cronistas dan por seguras las irrupciones cual tornado de "Mad Men" y "Daños y perjuicios". "Perdidos" ha mejorado, pero la serialización y la ciencia ficción juegan en su contra, y los continuos problemas de "Friday Night Lights" para sobrevivir son un serio hándicap para dos de sus actores, Kyle Chandler y Connie Britton, que han sido un faro de esperanza en medio de una segunda entrega muy irregular.

Por lo demás, la actividad pre-nominaciones a los Emmy se nota bastante. De algunas series se sabe ya qué episodios se han enviado para qué candidaturas (parece que "The constant" y "The shape of things to come" son de los preferidos en "Perdidos"... Demasiada ciencia ficción para los académicos) y el blog The Envelope, de Los Angeles Times, está organizando unas sesiones de tele-forum, es decir, proyección y coloquio con guionistas y actores, de algunas de las series que pueden ser candidatas a los premios, como "Mad Men", "Daños y perjuicios", "Big Love", "Galáctica", "Breaking Bad" y "House". La academia de televisión también tiene sesiones parecidas (aquí nos detallan cómo fue la de "Cómo conocí a vuestra madre"), y por todas partes se disecciona lo que se dice en esos coloquios y si los capítulos mostrados son los más adecuados para conseguir la ansiada nominación.

Para no tomarnos demasiado a pecho que algunos de nuestros favoritos tengan que ver la gala de septiembre desde el sofá de su casa, repitamos un mantra que nunca falla: "soy una nube, soy una nube... Y sólo son unos premios de televisión".
Publicar un comentario