06 agosto 2008

De voces, puertas estelares y murciélagos

1.- Sé que, hasta cierto punto, es un debate estéril, y que meterse en él son ganas de polemizar, pero no me puedo resistir. El doblaje es una adulteración de una obra original, en la que las voces de los actores y el sonido ambiente (que a veces también perdemos con el doblaje) son partes completamente inseparables del tejido de una película o una serie. No podemos decir "qué bien trabaja este actor" si lo vemos con la voz de otro. El doblador será muy bueno, pero no dejan de ser dos personas diferentes.

En su reseña de "X Files: Creer es la clave", Lady Madonna da en el clavo con uno de los problemas más claros del doblaje. En la película, la presentación (o reencuentro) de Mulder y Scully se hace por sus voces. Lo primero que vemos de ellos es su nuca, y la idea es que, con sólo oír sus voces, ya sepamos quiénes son o, como dice Lady, se nos pongan "los pelillos de punta". Pero la dobladora de Gillian Anderson no es la misma en esta película que en la serie, con lo que ese efecto, que se busca a propósito en la versión original, se pierde con el doblaje. Algo parecido pasa con "Jekyll". En la transformación de James Nesbitt de Jackman a Hyde juega un papel muy importante la voz, y no me convenceréis con eso de que igual el doblador es un actor muy bueno y logra transmitir lo mismo que Nesbitt. Es imposible porque, simple y llanamente, no es el mismo actor. Y todo esto viene a cuento de la reedición mejorada de la Guía de Series de Moltisanti, en la que detalla qué series es preferible ver en versión original y cuáles pueden verse dobladas sin problema. Su primer ejemplo, "Galáctica", es de las que pierde mucho doblada. No porque el doblaje sea apestoso (que en este caso no lo es), sino porque es muy cierto que en la serie hay un gran abanico de voces diferentes y muy características, voces cuya tonalidad y las inflexiones que dan los actores son consustanciales a los personajes. El acento inglés de Baltar dice mucho más de él que cualquier gesto o manierismo que haga el actor.

2.- No sé por qué, no tengo buenas vibraciones con "Fringe" y "Dollhouse". No porque vayan a ser malas, sino porque me da la sensación que se la van a pegar. Sin haber visto el piloto de la primera, todo lo que la rodea remite demasiado a una especie de recuperación o puesta al día de "Expediente X", y con todo lo que ha llovido, y todas las series parecidas que han surgido, desde que la creación de Chris Carter terminó, no sé si "Fringe" tendrá algo más aparte del "sello J.J." para conectar con la audiencia. Y dudo de que simplemente con eso tenga garantizado el éxito. Para los telefrikis como nosotros será suficiente, pero para el público general... Y en cuanto a "Dollhouse", habrá que esperar y confiar en Joss Whedon, pero las expectativas son demasiado altas.

El otro proyecto de ciencia ficción de Fox que está despertando mi curiosidad es "Virtuality", una serie bastante ambiciosa sobre los tripulantes de una nave interestelar que manejará tres "realidades" diferentes al mismo tiempo: la del día a día de la nave, la del mundo virtual creado para hacer más llevadero el largo viaje y la de un programa de televisión que sigue a los astronautas. Ron Moore y Michael Taylor ("Galáctica") son los guionistas del piloto y el prpyecto tiene muy buena pinta, aunque no debe ser nada fácil. Si a Fox le convence, tal vez la veamos para la midseason.

3.- Una es así de rara, pero creo que voy a ver la cuarta temporada de "Stargate Atlantis" sin haber visto ninguna de las anteriores. Vi su primer capítulo el otro día y me pareció muy entretenido, con un par de personajes simpáticos y un Joe Flanigan que, a veces, me recordaba a un joven Harrison Ford. O a Han Solo, más bien. Y como le digo siempre a todos los que se quejan de que los efectos especiales de "Galáctica" son cutres, ¿habéis visto "Stargate SG-1"? En "Atlantis", sin que sean para tirar cohetes, están un poco más logrados, pero esas naves... Así, no.

4.- A la gente se le está yendo un poco la pinza con "El caballero oscuro". Desde luego que es un taquillazo como no se veía desde los tiempos de "Titanic", a la que está a punto de alcanzar (y superar), y con el buen precedente de "Batman begins", está muy claro que tiene muy buena pinta y que promete ser algo serio. Pero que esté la primera en la lista de las mejores 250 películas de la historia de Internet Movie Database, por encima de "El padrino" (la tercera), o de "Uno de los nuestros" (la 15ª), me parece excesivo. Lo último que se les ha ocurrido es decir que la película está "maldita" porque, tras la muerte de Heath Ledger, Morgan Freeman sufrió hace unos días un grave accidente de tráfico. Que esto no es "Poltergeist"...
Publicar un comentario