27 agosto 2010

Éstas son mis referencias

A juzgar por la repercusión en los círculos interneteriles, la comedia del año (con permiso de "Glee") ha sido "Community". Ha desbancado sin duda a "The Big Bang Theory" como la preferida en la burbuja blogueril para citar frases y poner vídeos de grandes momentos, y su ausencia en los Emmys es de las que más ruido ha causado. Con la llegada del verano, más gente se ha animado a verla (incluida yo), y hasta ha empezado a ganar fuerza la idea (con la que yo, por ahora, no estoy de acuerdo) de que "Community" merece más elogios que "Modern family", en esta manía nuestra por compararlo absolutamente todo. Con la primera estoy todavía muy al principio, antes de que empiecen los capítulos que convencieron también a los críticos estadounidenses de que era un soplo de aire fresco entre las sitcoms estadounidenses, pero sí es cierto que le saca provecho a un grupo de personajes tan desechos sociales en ese community college como los chicos de "Glee" en el instituto, con gags absurdos y muy divertidos.

No obstante, "Community" tiene un obstáculo muy importante que salvar para, por ejemplo, llegar a una audiencia mayor el año que viene (arrojada como está la pobre a los leones con la competencia de, sobre todo, "The Big Bang Theory"), y ése el elevado nivel referencial de su humor. Varios críticos estadounidenses debatían a la mitad de la temporada hasta qué punto se podía ser demasiado referencial al construir los chistes. ¿Podía echar para atrás a gran parte del público tener un capítulo entero parodiando "Uno de los nuestros", o tener a Abed citando todo tipo de películas, series y cómics? Lo cierto es que esta cualidad (que es su nota más destacada) ya se notaba en el piloto, que reutilizaba buena parte de "El club de los cinco", y aunque deja muy buenos momentos, es también un riesgo importante de acabar predicando para el coro.

Si entras en el juego, las referencias pop de Abed se convierten enseguida en lo más destacado y lo más esperado, hasta el punto de que ha acabado haciendo sombra a, por ejemplo, el retorno de un Chevy Chase muy gracioso a la televisión. Pero son un arma de doble filo con la que, probablemente, "Community" debe quedarse para no arriesgarse a perder a sus fieles si intentan rebajar el nivel de esas referencias para buscar nuevos espectadores. Esto siempre es una situación muy delicada que, la verdad, muchas veces fracasa. Igual les resulta mejor aguantar con la fórmula que les ha otorgado un nicho de espectadores pequeño pero fiel, y confiar que su perfil será compatible con el de los fans de "TBBT" (aunque yo no lo tengo tan claro).

El caso es que "Community" me está divirtiendo, a la espera de llegar a la mitad final de la temporada y los capítulos que han tenido a toda la blogosfera emocionadísima durante meses. Creo que su sino es de éxito minoritario, con lo que me da que su vida en la NBC no va a ser larga, pero mientras tanto podemos disfrutar de las peculiaridades de Abed y un reparto con un timing cómico realmente envidiable (siempre bordeando la autoparodia).
Publicar un comentario en la entrada