11 agosto 2010

Cuando el misterio no basta

Últimamente, cada vez estoy más convencida que son los personajes los que hacen que sigamos una serie más allá del tercer episodio. En aquella dicotomía trama o personajes de hace un tiempo, abrimos la puerta a la posibilidad de que una trama con capacidad de enganche pudiera superar el lastre de unos personajes sosos y aburridos. Sin embargo, algunas de las series de este verano se han empeñado en probar que eso no es así. Al principio de "Persons unknown", que la NBC ha acabado mandando a los sábados, daba la sensación de que el misterio del pueblo desierto de cartón piedra podía ser suficiente para hacernos olvidar que sus personajes, cuando no eran planos, eran directamente insoportables. Lamentablemente, y cuando parece que dicho misterio se enrevesa aún más, yo ya no fui capaz de aguantarlos más, y en el quinto episodio me bajé del carro. Ni los recordatorios a "El prisionero" sirvieron de nada.

La segunda serie cuyos habitantes me han acabado echando para atrás es "Haven". Ya no es si se parece o no a "Colorado Kid", de Stephen King, en el que se basa libremente, o si tratan poco el misterio para toda la temporada, centrado en el pasado de la agente Audrey Parker y en la aparición del cadáver del chico de Colorado. Curiosamente, "Haven" ha logrado, en sólo cuatro episodios, tener misterios sobrenaturales ingeniosos e interesantes (las mariposas que indicaban accidentes del segundo capítulo estuvieron especialmente logradas), pero tiene un hámdicap muy serio en su supuesto trío protagonista, que debería hacernos creer que hay ahí una tensión, del tipo que sea, que yo no acabo de ver. Antes me creería que podría haber tema entre las dos protagonistas de "Rizzoli & Isles" que entre el agente Wuornos y Audrey.

Una película de dos horas con una buena intriga puede soportarse aunque a sus personajes no haya por dónde cogerlos. Una serie de 13 capítulos puede hacerse muy, muy cuesta arriba, que no dejan de ser 13 horas en su compañía. Saber qué está pasando ahí puede ser una motivación importante para continuar viéndola, pero llega un punto en que, al menos para mí, eso no es suficiente. Así que "Persons unknown" y "Haven" se van al mismo saco de "Jericho", y empiezo a sospechar que uno de los estrenos del otoño, "The event", puede seguir el mismo camino. Eso ya lo comprobaremos en septiembre.
Publicar un comentario