02 agosto 2010

El conejo blanco

El otro día hablábamos de la influencia que aún tiene Sherlock Holmes sobre la ficción actual, aprovechando el estreno en la BBC de "Sherlock", pero en los últimos años hay que reconocer que otro personaje literario del siglo XIX, la Alicia de Lewis Carroll, se ha hecho aún más fuerte, extendiendo su sombra por los sitios más insospechados. Ya no son sólo versiones más o menos fieles, como la miniserie "Alice" de Syfy o la "Alicia en el País de las Maravillas" de Tim Burton, sino series como "Perdidos", que se pasaron tres temporadas jugando con la idea de pasar a otro mundo, a una isla que, desde luego, no era el País de las Maravillas. A J.J. Abrams le debe gustar mucho Alicia, además de los bucles temporales, porque "Fringe" basa su mitología justo en ese atravesar el espejo (hasta tiene un personaje por ahora poco visto, Sam Weiss, cuyo apellido significa en alemán "blanco", como el conejo que Alicia sigue al principio del libro).

En parte, no creo que sea descabellado pensar que algunos de estos detalles "aliciescos" fueran impulsados por el éxito de "Matrix", en 1999, en la que Morfeo tienta a Neo a atravesar literalmente el espejo y pasar al Mundo Real (y él persigue creo que a una chica con un conejo blanco tatuado en la espalda). "Matrix" es una batidora de influencias cyberpunk, informáticas, literarias, filosóficas, bíblicas y casi cualquier otra cosa que se os ocurra, una clara precedente de la mezcla de géneros que luego convertiría a "Perdidos" en un fenómeno. Eso sí, casi nadie se atreve a recuperar los juegos de ingenio con los que Carroll trufó su libro.

(Y esto es un añadido referido a "Fringe" que no debéis seguir leyendo si no habéis visto el final de la segunda temporada, porque hay spoilers).

Los espejos juegan un papel muy importante en "Fringe", que es la que más explota actualmente la teoría de los multiversos. Los agentes del "otro lado" infiltrados en el nuestro se comunican a través de un espejo y una máquina de escribir con sus jefes, y Walter era capaz de ver a Walternate con una especie de ventana-espejo. Los personajes en el universo alternativo son un reflejo ligeramente diferente de los que llevamos siguiendo desde el principio, y parece que vamos a dividir nuestro tiempo en la tercera temporada entre los dos. Por ahora, no tenemos a una Reina de Corazones dispuesta a cortar la cabeza de Alicia, pero no sería raro que Walternate y Olivias terminaran jugando esos papeles. Sigo teniendo mucha curiosidad por lo que pasará en cuanto se descubran sus poderes en el otro lado. ¿O allí no serán efectivos?
Publicar un comentario