13 agosto 2010

El laberinto

ALERTA SPOILERS: Hablar de "Origen" sin destripar su trama, o especular sobre algunas de sus partes, es harto difícil, así que es mejor que no sigáis si no la habéis visto. O si queréis verla sin saber qué pasa en ella. Y cómo termina.

A Christopher Nolan le gustan los puzzles, los acertijos, los juegos de espejos. La película que lo hizo conocido, "Memento", se servía de un truco temporal para contar la historia de un hombre sin memoria, "El truco final" lidiaba directamente con magos, y hasta "El caballero oscuro" tenía su dosis de puzzle con los planes del Joker. Además, por otro lado, los resortes de nuestra mente también han figurado prominentemente en sus películas. "Insomnia" tal vez no sea la más redonda, pero la mente confusa y torturada de su protagonista, que no puede dormir al no adaptarse al sol de medianoche, no es tan distinta de la de Dom Cobb, el protagonista de "Origen", cuyo trabajo es soñar para robar dentro de esos sueños.

¿Pero cómo se puede separar el sueño de la realidad? Hay quien ha traído a colación al Segismundo de "La vida es sueño" para ilustrar el riesgo que Cobb corre, más aún porque el verdadero peligro anida en su propio subconsciente. En realidad, toda la trama del golpe es un macguffin para contar el verdadero "trabajo" de Cobb: adentrarse en lo más profundo de su mente para liberarse del peso de la culpa que le produce el recuerdo de su mujer, Mal, el auténtico minotauro de su laberinto.

Más allá de que nos cuestionemos al final si todo lo que hemos visto es un gran sueño, la inspiración del laberinto del Minotauro de Creta es evidente. Cobb incluso tiene a su propia Ariadna (Ariadne en este caso) para ayudarlo a encontrar el camino de vuelta y no perderse en los recovecos del mundo de ensoñación que creó con Mal. El que viaja a lo más profundo de su subconsciente es él, y no Fisher, el tipo al que intentan robar, y es Cobb el que debe llegar a la catarsis, a la reconciliación. O decidir algo no muy diferente de lo que deben decidir en una serie reciente de la BBC de bastante éxito, cuyo título no voy a decir por si alguien aún no la ha visto.

Tiene unos grandes efectos especiales, por supuesto, y claro que es un juego de, como dicen los americanos, humo y espejos. Pero resulta muy entretenida, siempre y cuando te dejes llevar y no te pongas a buscar explicaciones tiquismiquis a todo. Y, además, tiene una simpática broma privada usando "Je ne regrette rien", de Edith Piaf, a la vez que cuenta con Marion Cotillard en el reparto.

9 comentarios:

Adri dijo...

Realmente mucho más no puedo añadir a tú reflexión ;) Simplemente que estoy de acuerdo en que al final del día, lo que importa es dejarse llevar por la historia, por la originalidad, por la espectacularidad y por las emociones sin darle tantas vueltas a cada detallito de ese mundo de reglas oníricas creado para la peli.

Para mí, casi un 10 :P

JM dijo...

Parece que el cine no despierta tantas pasiones en tu blog. Una lástima.

Yo sí soy de darle vueltas a las tonterías (plot-whore speaking ;p) y fijarme en los detallitos, y creo que el mundo creado por Nolan es razonablemente sólido. En caso de que no lo hubiera sido, Inception seguiría siendo interesante por la vorágine fantástica en la que nos sumerge. Personalmente, quedé prendado de Arthur, el personaje interpretado por Joseph Gordon-Levitt. ¿Cómo puede decirse tanto con tan poco?

pd: me pregunto si en esa serie de la BBC sale un alocado doctor con pajarita... ¡o estoy metiendo la pata hasta el fondo, ughs!

Crítico en Serie dijo...

Marina, yo flipé con la canción de Edith Piaf. Entre eso, lo magnética que es Marion Cotillard y la importancia que tiene este personaje siempre difunto, al final parece que toda la película sea una oda a la actriz.

(JM, yo no he visto la serie a la que creo que se refiere MacGuffin, pero diría que tiene más que ver con David Bowie que con el Doctor Who)

JM dijo...

Crítico, ¡Marion Cotillard es guapísima! (tenía que decirlo :p). Lo de Doctor Who lo decía por un episodio relacionado con los sueños.. aunque con lo de David Bowie me has dejado con el culo torcido.

Crítico en Serie dijo...

JM, me refiero a Life on Mars, que cogía el título de la canción de Bowie. Creo que MacGuffin se refería a ella, aunque como no la he visto no estoy seguro. Y como por norma general no regresa a los posts antiguos una vez ha escrito uno nuevo... parece que nos quedaremos con la duda ;)

JM dijo...

¡Hola de nuevo, Crítico!
Tampoco he visto Life on Mars, tan solo tengo una noción vaga sobre de qué va, así que el cruce de referencias también se me escapa... Quedémonos con la duda, pues ;>

Brian Edward Hyde dijo...

A mí me pareció otra maravilla de Nolan. No será perfecta, pero entretiene, te deja llevar y el reparto es grandísimo. Qué más le vamos a pedir a un blockbuster... cada vez me gusta más tu blog!

MacGuffin dijo...

Crítico y JM, sí era Life on Mars la serie a la que me refería :)

JM dijo...

Así que de vez en cuando sí vuelves tras tus pasos...;) ¡Gracias!