12 julio 2011

Jam session de ideas

A veces, resulta complicado escribir cosas coherentes sobre series que te gustan mucho. Puedes desvariar durante horas y horas o ser incapaz de expresarlo todo y bloquearte. Con "Treme", la coherencia del discurso se vuelve difícil porque está hecha de muchas pequeñas viñetas que se unen unas a las otras, más que de una trama clara. Sí, tienen un mismo tema que las une, pero todo lo que pueda decir sobre su segunda temporada termina siendo disperso, porque hay tantos momentos que destacar... Estos chicos expresan bastantes de las cosas que yo podría señalar, así que lo mejor va a ser limitarse a seguir la estructura de viñetas, un poco a lo free jazz de la serie, para hablar de 11 episodios que han conjuntado mejor las historias de todos los personajes, han ampliado el panorama de Nueva Orleans (hemos visto no sólo la criminalidad y los planes de reconstrucción, sino que también nos han presentado a los pescadores de marisco del golfo de México) y han mostrado que este serie va camino de ser algo grande, si tienes paciencia y te dejas llevar.

- Antoine ha seguido siendo de lo más entretenido de ver (Wendell Pierce va derrochando carisma sin esfuerzo). Su nueva faceta con los niños promete.

- Como en la primera entrega, asistir al crecimiento como músico, y como persona, de Annie ha sido de lo más interesante. Para no haber actuado nunca, Lucia Micarelli está defendiéndose bastante bien.

- Melissa Leo merece más el Emmy por esta serie de lo que merecía el Oscar a la mejor secundaria que ganó por "The fighter".

- Ver las grietas de la armadura de LaDonna ha sido difícil, pero su evolución ha estado llevada al milímetro y ha tenido una resolución muy merecida.

- La diversión de la subtrama de Janette en su nueva aventura culinaria ha sido mayor de lo esperado.

- Davis y su tía forman el dúo más divertido de la serie, seguidos muy de cerca por Delmond y su orgulloso y cabezón padre, que también ha vivido un arco de lo más logrado.

- Nelson ha sido un personaje del que no estaba muy segura que pensar, y que se entregaba quizá con demasiado entusiasmo a una historia que en cualquier momento podía derrumbarse. ¿Lo veremos redimirse en la próxima temporada, como le ha pasado en ésta a Sonny?

- Los dos ejemplos más concretos en los que la ola de delincuencia que azotó Nueva Orleans en 2006 y 2007 ha afectado a los personajes han sido devastadores, pero han tenido buenas evoluciones.

- Y aunque a veces parezca que no, "Treme" tiene una visión del mundo más optimista, relativamente, que la que tenía "The Wire". A nosotros también nos ha llegado, Davis.
Publicar un comentario en la entrada