24 julio 2011

El nuevo del Almacén

Si a alguien le quedaba alguna duda de que "Eureka" y "Warehouse 13" son las dos series de más éxito de Syfy, los estrenos de sus nuevas temporadas se encargaron de despejarlas. Su mezcla de historias autoconclusivas con toque fantástico, humor ligero, y repartos con buena dinámica  le ha permitido a la cadena sobrevivir a la posible depresión de tras los finales de "Battlestar Galactica" y las tres series de la saga "Stargate". De hecho, la cancelación de "Stargate Universe" y de "Caprica" es un síntoma que apunta muy claramente a la "USAzación" de la cadena, y no en vano estos dos canales son los más exitosos del conglomerado NBC Universal (junto con Bravo). Sus series entretenidas y ligeras funcionan casi siempre, y en la NBC deben estar estudiando su receta para intentar aplicarla a su propia parrilla y salir del pozo.

"Warehouse 13", desde luego, sabe perfectamente lo que es y no se hace ilusiones con delirios de grandeza. Incluso cuando se pone un poco más seria de lo habitual, como al final de la segunda temporada, siempre está por ahí el toque Syfy, y aunque de fondo pueda haber implicaciones un poco más graves para sus personajes, el no tomarse a sí mismos demasiado en serio se mantiene. En algunos aspectos, los agentes del Almacén guardan sus similitudes con los de Torchwood; el riesgo de morir jóvenes está ahí, aunque para unos el riesgo se materializa de modo más real que para otros. Por ahora, Myka y Pete, aunque lo saben, no lo ven como algo que les preocupe tanto como para dejarlo, y si lo intentan, siempre vuelven porque el trabajo les engancha.

La tercera entrega no tiene un nuevo villano tan prominente como las anteriores, y lo que sí tenemos es un nuevo agente en el Almacén, con el que se desactiva rápido la posibilidad de montar un triángulo, del tipo que sea, con nuestra pareja protagonista habitual. Los efectos especiales de bajo presupuesto siguen ahí, pero forman parte del encanto de "Warehouse 13", del mismo modo que lo hace las discusiones casi paternofiliales de Artie y Claudia y el tira y afloja, aún no romántico (aunque lo insinúen) entre Lattimer y Bering. No sé si ese nuevo elemento terminará teniendo otras implicaciones, y por lo que sí tengo curiosidad es por saber si sabremos algo más de los misteriosos gerentes que controlan el Almacén y de la señora Frederics. Ése es un enigma que puede dar para mucho pero que, de momento, no pasa de un muy secundario plano.

Música de la semana: Entre las cosas que se han hecho públicas en la Comic-Con de San Diego, que acaba hoy, figura el trailer de la sexta temporada de "Dexter", que como parece que va a tener algún tipo de relación con la religión, está ambientado con la versión que Marilyn Manson hizo de "Personal Jesus", de Depeche Mode. Mejor nos quedamos con la original.
Publicar un comentario en la entrada