29 julio 2011

La guerra "olvidada"

Esto no se basa en ningún estudio científico, pero da la sensación que, cuando se ruedan películas bélicas, el 80% se ambienta en la Segunda Guerra Mundial (si son estadounidenses, el 70% será sobre la guerra de Vietnam). Evidentemente, la escala de ese conflicto y sus repercusiones, que se sienten aún hoy, llevan a que el cine lo haya explorado bastante, aunque haya todavía algunos aspectos menos tratados y hasta un poco olvidados por las películas. Este interés deja un poco aparcada otra contienda que también cambió por completo el mundo de aquella época y, de algún modo casi paradójico, lo introdujo en la modernidad: la Primera Guerra Mundial, o la Gran Guerra, como se la conoció entonces.

No vamos a ponernos aquí a analizar por qué se desató la guerra o las consecuencias que trajeron sus acuerdos de paz. Lo que nos interesa, que es también lo que interesa al cine y la televisión, es que era la primera guerra moderna, en la que había involucradas máquinas como tanques o ametralladoras, la primera en la que se desarrollaron y se utilizaron armas químicas con potencial para causar muertes en masa y la primera en la que la propaganda comenzó a ser tan crucial como la estrategia de las batallas. Sin embargo, los hombres que se alistaban para luchar aún tenían en mente la idea "romántica" de las guerras del siglo XIX, la idea de que era un asunto de camaradas y de que el grupo entero de amigos, o el equipo entero de crícket debía unirse al ejército y combatir por el honor de la patria. Las trincheras francesas destrozarían por completo todos aquellos ideales. La cantidad de muertos fue tal, que en Inglaterra se denomina a todos aquellos hombres que murieron entre 1914 y 1918 "la generación perdida".

Con ese periodo de tiempo va a lidiar la segunda temporada de "Downton Abbey", de la que circula un brevísimo teaser, de no muy buena calidad, que parece formar parte de una promoción más larga de las series de ITV para este otoño, y que nos muestra a unos cuantos ocupantes de la casa vestidos de uniforme. "La guerra lo cambia todo", dicen más o menos en esa promo, y razón no les va a faltar. Simplemente a nivel emocional, los combatientes que sobrevivieron a la contienda regresaron muy cambiados a casa (ahí tenemos como prueba también al Jimmy Darmody de "Boardwalk Empire") y las relaciones socio-económicas ya no podían ser las mismas que en 1912, cuando empieza la serie.

Lo curioso es que no va ser sólo "Downton Abbey" la que trate ciertos aspectos de la Primera Guerra Mundial, sino que también una de las películas más esperadas del año, "War horse", nos meterá de lleno en el barro de las trincheras. ¿Va esto a traer una especie de revival de aquella época? Hace tiempo que se habla de rodar otra versión de "Sin novedad en el frente" pero, por ahora, creo que la última cinta ambientada en la guerra es "Feliz Navidad", de 2005, que cuenta la tregua espontánea de la Nochebuena de 1914 entre los soldados británicos y los alemanes.
Publicar un comentario en la entrada