23 mayo 2012

El Apocalipsis, el bebé y la chica nueva

Esta noche, Syfy estrena en España "The Fades", una serie de terror estrenada por la BBC el pasado otoño que, aunque tuvo sus fans, no ha pasado de esos primeros seis capítulos (por casualidades de la vida, sin embargo, está nominada al BAFTA a mejor drama). La cadena la preestrenó la semana pasada en Madrid y organizó un encuentro con una de sus protagonistas, Natalie Dormer, en el que habló también de su papel como Margaery Tyrell en "Juego de tronos". Explicar cuál es el papel de Dormer en "The Fades" es estropear parte de la sorpresa del primer capítulo, que apunta a tener unos villanos más originales de lo habitual, aunque muchas situaciones en ese capítulo inicial no terminen de cuajar. Pero los sueños apocalípticos de su protagonista son lo suficientemente intrigantes para seguir con ella. Además, el protagonista tiene un amigo friki (interpretado por Daniel Kaluuya, visto después en "Black Mirror") que no para de referenciar todo tipo de películas y que resulta divertido. Habrá que comprobar por dónde continúa.
 Seguro que hemos comentado más de una vez que, desde la tercera entrega, los finales de temporada de "Bones" suelen dar un poco de miedito, porque les da por ponerse muy serios y temina saliendo cosas un tanto... extrañas. Si, además, sabíamos que para cerrar la emisión regular* de la séptima iban a recurrir al inteligente y lleno de recursos asesino en serie que había aparecido en los primeros capítulos, teníamos razones fundadas para sospechar del episodio. Y, sin embargo, ha resultado estar bastante mejor de lo que podría parecer, con Brennan reaccionando de un modo muy Brennan ante la amenaza que representa Pelant y un cliffhanger bastante logrado, sin ser una locura. La clave en esta serie siempre ha estado en el retrato de Huesos, y ahí nunca han dado un paso atrás.

* Cuando hablamos de emisión regular de la séptima temporada, nos referimos a los 13 capítulos que Fox les concedió originalmente. Sin embargo, luego les pidió cuatro más, totalmente autoconclusivos, de los que no se sabe si se verán en verano o se añadirán a la octava entrega. Lo cierto es que el embarazo de Emily Deschanel ha descuadrado toda la emisión de la serie.

La otra hermana Deschanel, Zooey, también tenía serie en Fox, "New Girl", que finalizó su primera temporada con una racha de capítulos en los que daba la sensación de que los guionistas habían encontrado el tono que buscaban para la serie. Jess no ha dejado de tener sus excentricidades, pero sus compañeros se han visto mejor retratados y se les han dado oportunidades para lucirse por su cuenta, siendo Schmidt el más beneficiado. Su relación con Cece le ha permitido mostrar un lado algo más dulce y menos Barney Stinson, y también han explotado algo más sus neurosis a lo Mónica Geller. Aunque Winston aún está un poco indefinido, ha asumido el rol de voz de la razón de la grupo, mientras Cece cumple la función del straight man. Nick y Jess siguen teniendo una gran química y se han sacado de la manga algunos momentos realmente absurdos muy divertidos, como el juego True American, consolidando su puesto como una de las series revelación de la temporada.
Publicar un comentario en la entrada