19 diciembre 2012

Casi famosos (XLIX)

El año no podía terminarse sin que recuperáramos mi sección favorita del blog, ese paseo a veces inesperado, otras sorprendente y siempre divertido por el pasado de actores que ahora son conocidos, generalmente porque participan en una serie de televisión que ha alcanzado cierta relevancia. De hecho, dos de nuestros protagonistas hoy trabajan en la serie más vista de este 2012 en el cable estadounidense, y la segunda más vista contando con "NCIS".


Esa serie, claro, es "The Walking Dead", con unos espectaculares diez millones de espectadores en lo que llevamos de tercera temporada. En la segunda se incorporó al reparto Lauren Cohan interpretando a Maggie, una de las hijas de Hershel, y se ha terminado convirtiendo en una de las favoritas de los fans gracias a su relación con Glenn. Cohan no tiene un currículum demasiado amplio antes de toparse con los zombies, pero entre sus trabajos anteriores figura ser una vampiresa de 500 años de edad en "The vampire diaries", lo que le permitió marcarse esas joyas y "sufrir" los estilismos de los flashbacks de esta serie. También fue la hija de Timothy Dalton en "Chuck".


Y ya que hemos mencionado a Hershel, su actor, Scott Wilson, no pudo haber tenido un mejor estreno en el cine a finales de los 60. Su primera película fue "En el calor de la noche", y en la siguiente interpretó a uno de los dos asesinos de toda una familia en Kansas en "A sangre fría", la cinta que adaptaba la novela de no ficción de Truman Capote. No está nada mal para comenzar tu carrera en Hollywood, ¿no? Wilson ha aparecido en un montón de películas, de "El gran Gatsby" a "Elegidos para la gloria", "Pena de muerte" o, sí, "La teniente O'Neil", y los fans de "CSI" quizás lo recuerden por dar vida a aquel magnate de los casinos que resultó ser el padre biológico de Catherine Willows.


Vamos aquí por alusiones, porque si hemos traído a colación "The vampire diaries", tenemos que acordarnos de uno de sus protagonistas, Ian Somerhalder, que ya se hizo famoso gracias a "Perdidos" y que, bastante antes, había protagonizado "Young americans", una serie juvenil que creo que intentaron vender como spin off de "Dawson crece" y en la que podía verse también a Kate Bosworth y Katherine Moennig. El fotograma de arriba corresponde a "La casa de mi vida", una lacrimógena con Kevin Kline y un Hayden Christensen a punto de convertirse en Anakin Skywalker.

No sé si alguno habéis visto, creo que en Nitro, algún minuto de "Sea Patrol", una serie australiana sobre una patrulla de agentes de aduanas que es, más o menos, tal y como suena esa frase cuando la pronuncias en voz alta. Lo curioso es que por allí pasó, antes de "Chuck" y de "Dexter", Yvonne Strahovski (cuyo apellido real es Strzechowski), que este año participa en, atentos, la nueva película de Barbra Streisand y Seth Rogen, "The guilt trip". Sí, mi cabeza también explota al leer esos nombres en la misma frase.

Para terminar, una actriz que se hizo conocida en la tele, por "Jack & Jill", que nunca ha terminado de tener suerte en sus proyectos televisivos. Amanda Peet probó suerte en "Studio 60" y en "Bent", una comedia de midseason de NBC del año pasado que merecía mejor destino que el que tuvo. Ahora está teniendo un personaje recurrente en "The good wife", pero como todo el mundo tiene que empezar por alguna parte, Peet lo hizo con, entre otras cosas, "Ella es única", una comedia romántica con Cameron Díaz y Jennifer Aniston con la que Edward Burns intentó repetir el éxito de su primera cinta como director, "Los hermanos McMullen". Burns, por cierto, ha vuelto al mundo de la familia americano-irlandesa y católica de aquella película con "The Fitzgerald family Christmas".
Publicar un comentario