16 diciembre 2012

Teleadicciones de 2012 (I)



Ha llegado el momento de hacer otro de esos locos y largos resúmenes del año televisivo, unos resúmenes en los que soy incapaz de hacer una lista de con las diez mejores series que he visto y, en su lugar, acabo incluyendo hasta tropecientas (en dos partes) que no es que sean las mejores (porque unas cuantas no lo son), pero que son las que he seguido con más atención a lo largo de este 2012 que se acaba. Una de ellas tiene por cabecera el vídeo de arriba, "Hora de aventuras", una serie que yo descubrí en Boing a la hora de la cena y que tiene algunas de las historias más surrealistas, originales, divertidas y hasta entrañables que he visto en una serie para niños (porque es para niños, por muy ambientada en una Tierra postapocalíptica que es un gran vertedero radioactivo). Y la primera entrega de las siguientes 596, más o menos, continúa así:

- "Justified": Mags Bennett arroja una sombra alargada bajo la que se han movido los nuevos villanos (y los viejos) a los que Raylan Givens tenía que enfrentarse en la tercera temporada. Pero aunque haya quien haya echado de menos a la matriarca de los Bennett, la serie ha seguido teniendo el mismo humor marca de Elmore Leonard, la misma sensación de cualquier cosa puede pasar y los mismos estupendos personajes en su centro.

- "The good wife": Sí, la subtrama de Kalinda y su marido ha tenido sus más y sus menos, pero no ha arrastrado la reputación de la serie del fango, como podía parecer si leíamos a los críticos estadounidenses. Y, además, en 2012 vimos también una recta final de la tercera que se superó a sí misma con la gran apariciuón de Patti Nyholm y Louis Canning, que desde luego que son un dream team al que temer.

- "Fringe": El 18 de enero diremos adiós a esta serie que ha ido ampliando todo lo que podía los márgenes que su premisa inicial le había puesto, y ya hemos visto que dichos márgenes han terminando siendo bastante flexibles. Incluso con experimentos que no funcionan todo lo bien que prometían sobre el papel, "Fringe" nos dejó un grupo de personajes cuyo destino es al final lo que importa de verdad.

- "Alphas": Y hablando de series de ciencia ficción, los mutantes de Syfy tuvieron una segunda temporada bastante mejor que la primera, con unos personajes explorados más en profundidad y un añadido al grupo (Kat) realmente entretenido e interesante. No se sabe todavía nada de su futuro más allá de esta entrega, y sería una pena que nos quedáramos con el único intento de ciencia ficción más o menos "seria" que hay en el canal.

- "Treme": David Simon y Eric Overmyer continúan mostrando a ese grupo de habitantes de Nueva Orleans peleando por salir adelante cueste lo que cueste, y a pesar de todas las dificultades que se crucen por su camino. Y esta vez han incluido un vistazo a una corrupción generalizada en todos los estamentos de gobierno local, policía incluida. El lema de esta tercera temporada bien puede ser algo que Toni Bernette dice en el último capítulo: "Tienes que resistirlos a todos".

- "The Closer": La subjefa Johnson nos dejó en verano después de una temporada en la que tuvo que afrontar las consecuencias de bastantes de las cosas que había hecho desde su llegada al departamento de policía de Los Ángeles. Quizás se les fue la mano con los toques melodramáticos, pero la última escena de Brenda en el ascensor es una bonita despedida de este estupendo personaje.

- "Bunheads": Las bailarinas de Amy Sherman-Palladino fueron una de las revelaciones veraniegas porque no esperaba gran cosa de ellas. Sí, el dejà vú hacia "Las chicas Gilmore" era inevitable, pero la relación de Michelle con las chicas (y la amargura que subyacía siempre en ella) la hacían bastante entretenida, incluso aunque no siempre extrajera todo su potencial. Eso sí, dejó la mejor referencia a "Juego de tronos" hecha este año.

- "Juego de tronos": La serie geek que ha dado el salto al mainstream por antonomasia, con permiso de "The Walking Dead", se marcó una segunda temporada en la que no se han acallado las voces discordantes (y no se ha rebajado la sexposition), pero que ha tomado mucha más seguridad en sí misma como serie de televisión y, por tanto, ente relativamente independiente de los libros de George R.R. Martin en que se basa. La expectación por su tercera entrega es todavía más alta, si cabe.

- "Last resort": Está ya cancelada, y las opiniones a su alrededor no pueden estar más encontradas, pero esta historia de un submarino nuclear rebelde y la conspiración política tejida a su alrededor era una de las propuestas más diferentes de las nuevas series del otoño estadounidense. Ha tenido muchos altibajos, pero no por eso dejaba de parecerme interesante.

Música de la semana: El viernes estrenó su tercera temporada una de las series que yo he descubierto este año, "Portlandia", una comedia de sketches que bien puede ser la serie más hipster del momento, riéndose precisamente de todos los modernos y los hipster. Eso sí, su sintonía no puede ir más en consonancia con esa imagen de "moderna" que hay de ella, porque es "Feel it all around", de Washed Out, que es el nombre artístico del músico de electrónica indie Ernest Greene.
Publicar un comentario en la entrada