20 agosto 2013

El puente de El Paso a Copenhague

ALERTA SPOILERS: Si no habéis visto hasta el sexto capítulo de "The Bridge", puede que se desvele aquí alguna que otra cosa que a lo mejor prefiráis no saber. Eso sí, intentaré no destripar demasiado de "Bron/Broen".

Comparar original y remake es algo casi inevitable, aunque a veces no sea demasiado justo para el segundo si está haciendo algo interesante por sí mismo, además de adaptar para otro público (o para otra época) la trama del primero. Sin embargo, a veces las similitudes o las diferencias son tan claras, que no hay más que apuntarlas. Entre "The Bridge" y "Bron/Broen", por ejemplo, parece que la localización está haciendo mucho más que separar ambas series a través de su fotografía o de los idiomas que hablen sus protagonistas. Aunque parecen haber presentado ya a cierto personaje del mismo modo que lo hace la escandinava, Marco adquiere en el sexto capítulo una historia pasada que hace sospechar que, tal vez, la resolución del caso vaya a a tener una explicación ligeramente diferente en el remake (dicha explicación es de los puntos más débiles de "Bron/Broen", a pesar de las implicaciones emocionales para Martin). Que esa historia pasada lo relacione más con Fausto Galván, el narcotraficante que domina la frontera (y que es uno de los hallazgos de la serie), promete cosas muy interesantes para el futuro.

Ese sexto episodio, titulado "ID", también ofrece el vistazo más completo al trauma que Sonya arrastra tras la muerte de su hermana, pero que no la hizo ser como es ahora. Sonya siempre ha sido así, y por eso intenta averiguar las razones detrás del asesinato de su hermana y por qué Jim Dobbs lo hizo. Que su jefe fuera el investigador a cargo de ese caso ilumina un poco más la relación que tienen los dos, y también muestra cómo Sonya es ligeramente diferente a Saga. Las experiencias pasadas de ambas son diferentes, así que su comportamiento en determinadas situaciones es un poco distinto. Ha resultado curioso ver cómo "The Bridge" condensa la trama de la adolescente en apenas dos episodios, y cómo la integra con los actos del asesino. De hecho, todos los asesinatos de la estadounidense parecen estar más relacionados entre sí que los de la escandinava, cuyo nexo de unión era la denuncia social y no tanto que buena parte de los implicados en ellos hubieran cruzado sus caminos.

Al principio, parecía que "The Bridge" no iba a aportar gran cosa para los que hubieran visto "Bron/Broen", pero está apuntando a que bien puede hacerlo. Como ya hemos dicho, situar toda la historia entre El Paso y Ciudad Juárez marca el cariz de los crímenes y qué tipo de personajes se mueven a su alrededor. El tráfico de drogas y personas a través de la frontera no "llama" a la misma gente que vimos en la serie escandinava, y la de FX es recomendable e interesante por sí misma. El trío que forman Demián Bichir, Diane Kruger y Ted Levine es de los que ver hasta leyendo la guía de teléfonos, y los dos periodistas de El Paso Times son también entretenidos por el contraste entre el supuesto pasotismo de Frye y la determinación de su novata compañera. Y me intriga mucho todo lo relacionado con la casa de la muerte en la que aparece la mitad superior de la prostituta que dejan en el puente. No sería raro que ahí estuviera el quid de toda la serie.
Publicar un comentario en la entrada