30 agosto 2013

El segundo plano de FX

"The Shield" es una de las series que lanzó aquella nueva época en la ficción televisiva que todavía disfrutamos ahora. Estrenada en 2002, sirvió no sólo para que Vic Mackey continuara estableciendo  ese nuevo arquetipo del anihéroe como protagonista de las series, sino también para que FX fuera creándose una imagen de marca propia y definida. En su caso, estaba más dirigida a un público masculino y se prestaba a tomar riesgos y a ir un poco más allá en los temas que podían tratarse, y en cómo podían mostrarse, en el cable ("Nip/Tuck" bien puede ser el mejor ejemplo). La creación de Shawn Ryan impulsó rápidamente la producción de series en la cadena, pero aunque encontraban una buena recepción crítica, no terminaban de asentarse en los Emmy, paso imprescindible para medirse cara a cara con HBO y, más tarde, con Showtime y AMC.

Sea por las razones que sean, FX siempre ha estado un poco en segundo plano en ese aspecto. Sí, ha conseguido varios Emmy a lo largo de su historia (como los que Michael Chiklis y Glenn Close ganaron por "The Shield" y "Damages"), y últimamente tiene a las diferentes entregas de "American Horror Story" dominando las nominaciones en las categorías de miniseries, pero en los premios gordos, los de mejor drama y comedia, termina casi siempre ninguneada. Tomemos este año como ejemplo. FX tenía uno de los estrenos mejor valorados por la crítica, "The Americans", y al que los expertos daban como más que posible candidato en varias categorías, pero al final sólo pudo arañar una nominación a mejor invitada en drama para Margo Martindale, que es la representación del último gran éxito de la cadena en los Emmy, la segunda temporada de "Justified".

Y sin embargo, ese éxito aquel año, en el que hasta Timothy Olyphant y Walton Goggins estuvieron nominados, fue un poco la excepción en la acogida de los Emmy a esa serie. Aparece con cuentagotas entre las categorías menores (Jeremy Davies se llevó el año pasado el premio a mejor invitado en drama), y luego desaparece por completo en ediciones como la de este año. La gran esperanza de FX es "Louie", la comedia de Louis CK que sí ha logrado obtener el factor cool imprescindible para figurar en estos premios. ¿Pero qué pasa con los dramas? ¿Y con "It's always sunny in Philadelphia"? El terreno en drama está superpoblado, es cierto, pero ni Diane Kruger por "The Bridge" parece tener suficiente empuje como para aguantar hasta el año que viene y lograr una nominación por su retrato de la peculiar detective Sonya Cross. Puede ser un tema de percepción del público, de que FX no domina el arte de las campañas promocionales en la temporada de nominaciones, o vaya usted a saber qué. Lo cierto es que es un canal que hace series muy estimables que, después, no encuentran reconocimiento en los premios y, a veces, hasta les cuesta colarse en las listas de lo mejor del año entre tanta saturación de HBO y AMC. "Justified" y "Louie" son sus bazas más visibles ahora mismo, pero no son lo único que tienen.
Publicar un comentario en la entrada