04 agosto 2013

La Mujer

Las "modernizaciones" y adaptaciones de clásicos muy conocidos a la pequeña pantalla siempre tienen sus problemas. El público conoce las líneas básicas de ese clásico, las características principales de sus personaje principal y cuáles son los retos más importantes a los que se enfrenta, y eso resta parte de su potencial interés a la adaptación. Si ya sé todo lo que puede pasar, porque lo he visto en un montón de variaciones del mismo tema, ¿por qué debería ver esto? Es uno de los problemas más serios a los que se enfrenta cualquier serie o película que se atreva a traer de vuelta a Sherlock Holmes, y las dos series actuales que lo han hecho lo han solucionado de diferente manera. "Sherlock" ha optado por la agilidad, la inventiva y la traslación al Londres moderno de las historias más clásicas de Arthur Conan Doyle, mientras "Elementary", que tiene el formato de un procedimental de CBS, ha optado por la vía de explorar el lado oscuro de sus personajes y, en concreto, por darle un giro distinto a Irene Adler, que para Holmes era la Mujer.

Es curioso que, de hecho, sean los dos únicos personajes femeninos de peso de la serie los que la hagan salirse del molde de "El mentalista". Evidentemente, el papel de Joan Watson es más determinante porque es la co-protagonista y, como tal, se preocupan por darle una historia pasada que le confiera el mismo interés que a Holmes, con sus adicciones, pero lo que la sombra de Irene aporta al final de temporada es curioso porque lleva a "Elementary" por un camino no tanto más oscuro, sino más interesante que el de un mero procedimental. Sí, el truco de "veamos en el pasado de este personaje por qué tiene esos demonios, y veamos sus ganas de venganza" está muy gastado pero, de algún modo, funciona bien aquí. Al igual que con Patrick Jane en "El mentalista" y con Charlie Crews en "Life", la da cierta imprevisibilidad, la sensación de que hay cosas muy oscuras y muy retorcidas en su interior que lo sitúan justo en el límite de convertirse en otro criminal como Red John o como Moriarty. Ese arista de la personalidad de Holmes va apareciendo aquí y allá a lo largo de la temporada, cada vez que se menciona a Irene o tiene que enfrentarse a algún secuaz de Moriarty, y hay menos engaños al público que en "El mentalista", donde acabaron convirtiéndose casi en el único modo de Jane para resolver los casos.

Es un poco complicado hablar sobre Irene Adler y su papel en el desarrollo del personaje de Jonny Lee Miller sin desvelar spoilers, así que lo dejaremos en que aporta un toque más interesante a "Elementary", siguiendo un poco la línea que la serie ya se marcó con Watson. Había críticas que decían que el principal inconveniente que tiene es que sus dos protagonistas se llamen Holmes y Watson, y no les falta razón. Pone determinadas expectativas e ideas preconcebidas sobre ellos que luego la serie no sigue (para bien), y cuando lo hace, suena un poco extraño. Lo que sí han logrado desde el principio es una buena dinámica entre Miller y Lucy Liu, y que verlos resolver casos, interactuar de diferentes maneras y pelear cada uno con las sombras de su pasado sea entretenido de ver. En la segunda temporada parece que veremos algo más del pasado de Watson, ¿pero aportará ese giro diferente que dio Irene Adler?

Música de la semana: Parecía extraño que en "Under the dome" no utilizaran ninguna canción sobre "el fin del mundo", pero al final decidieron elegir una de las más clásicas, "The end of the world", de Skeeter Davis,en el quinto episodio.
Publicar un comentario en la entrada