22 febrero 2015

Orden en los Emmy

Los Emmy no eligen qué series compiten como dramas y como comedias; las cadenas lo hacen. ¿Se basan para ello en las tramas y el tono de la serie en concreto? En realidad, no. Utilizan más bien factores externos a ella, como lo dura que es la competencia en cada categoría y lo fuertes que pueden ser algunos de sus nominados, y con ese análisis de debilidades, se envía a la serie a la categoría en la que se cree que puede tener más éxito. El problema viene cuando esas elecciones acaban pareciendo chistes malos a costa de las normas establecidas por los Emmy para organizar sus nominados, por ejemplo, con la presencia de series británicas en el apartado de miniseries (como "Sherlock", que presenta uno solo de sus episodios como si fuera una tv movie), o de actores que son claramente secundarios copando las nominaciones de mejores invitados, que es en parte lo que pasó con Uzo Aduba, ganadora el año pasado por "Orange is the new black".

Justo el cambio de categoría de la serie de Netflix y de "Shameless", de drama a comedia, en los Emmy de 2014 parece haber motivado esa modificación en varias de las normas de estos premios, modificación que busca clarificar los estándares necesarios para presentarse a determinadas categorías. De lo que más se ha hablado es de la nueva definición de lo que es una comedia, que es una serie cuyos capítulos duren 30 minutos o menos. Fin. Esto quiere decir que las series de 45 minutos no pueden presentarse a esta categoría a no ser que se lo soliciten a un comité de expertos que decidirá si, por ejemplo, "Jane the virgin" puede considerarse una comedia y competir contra "Modern family", "Veep" o "Transparent", de la que nadie pondrá nunca en duda en los Emmy que se escore hacia el drama. Se soluciona un problema, pero sigue la posibilidad de que "Girls" derive hacia un dramón y pueda seguir compitiendo como comedia. Aunque también es cierto que estas series de media hora nunca jamás serían tenidas en cuenta en serio entre los dramas.

Si con la categoría de comedia se puede discutir sobre si ese cambio realmente servirá para algo, de lo que no hay duda es de que las aclaraciones hechas en las normas para presentarse a actores invitados y miniseries eran muy necesarias. En el primer caso, los candidatos tendrán que aparecer en menos del 50% de los capítulos para ser considerados invitados, y en el segundo, la academia de televisión por fin ha decidido definir de una manera clara qué se considera una "serie limitada", que es el nuevo término utilizado para renombrar este apartado. Podrán participar aquí títulos con dos o más capítulos, que duren en total un mínimo de 150 horas y que cuenten una historia completa, sin continuación de tramas ni de personajes en las siguientes entregas. Es decir, que "American Horror Story" podrá seguir compitiendo como serie limitada, pero el caso de "Luther" será más difícil que se repita.

Estos cambios, incluida la ampliación a siete nominados en mejor drama y mejor comedia, eran realmente necesarios para poner un poco de orden en unos premios que llevaban unos años un poco más relajados de lo normal en lo que respecta a sus reglas. Podían servir hace diez o quince años, pero la explosión de cadenas produciendo sus propias ficciones, y la gran variedad de temáticas y tonos seguidos en ellas, habían dejado desfasadas bastantes de las normas de los Emmy. Lo que va a seguir sin solución es cómo pueden categorizarse en drama o comedia las series que habitualmente se mueven en la línea que separa unas de otras. La duración de los episodios es un modo de, al menos, establecer un requisito mínimo, pero la confusión va a seguir.

Música de la semana: A veces, hay sinergias entre grupos y series que resultan bastante curiosas y hasta simpáticas. "Bob's burgers", por ejemplo, ha visto cómo algunas de sus canciones eran versionadas por bandas independientes como The National o St. Vincent, pero lo más divertido es comprobar que algunos de sus personajes terminan en videoclips de grupos como Sleater-Kinney. Después de hacer uno lleno repleto de actores conocidos para "No cities to love", decidieron unirse con "Bob's burgers" para el de "A new wave".
Publicar un comentario en la entrada