10 febrero 2015

Un día en "Juego de tronos"



Quedan dos meses para que la quinta temporada de "Juego de tronos" llegue a HBO, así que la cadena se encuentra en pleno esfuerzo promocional de la serie. Con este título es donde se aprecia hasta qué punto esa maquinaria publicitaria es grande, porque no descansa nunca. Entre junio y diciembre, cuando casi no hay imágenes de los nuevos capítulos porque, en ocasiones, no hay suficiente material rodado, HBO se dedica a exprimir la aparición del reparto en la Comic-Con de San Diego y a dejar que sea el fandom el que alimente la bestia. Empiezan las especulaciones sobre los nuevos personajes que se verán, sobre los cambios que David Benioff y D.B. Weiss van a hacer con respecto a la trama de los libros, sobre si ciertos personajes que, de momento, la serie ha dejado atrás acabarán haciendo su aparición... No hace falta sacudir demasiado el avispero para que los fans inunden blogs, foros e hilos de Facebook con sus teorías, y HBO es consciente de ello. Pero también es consciente de que un fenómeno como el que tiene entre manos tiene que ser alimentado constantemente (algo que AMC sabe igualmente que tiene que hacer con "The Walking Dead").

Así que, en cuanto llega diciembre, el canal lanza colina abajo la roca de la promoción de la nueva temporada y empezamos a ver teasers con la fecha de estreno, algunas imágenes oficiales (y bastantes "robadas" del rodaje) y un trailer oficial con el nuevo año. Esta vez, HBO aprovechó la proyección en IMAX de los dos últimos episodios de la cuarta entrega para desvelar dicho trailer, y volver a reavivar la llama de las especulaciones y las quejas de los fans, y no ha dejado esperar demasiado tiempo para entregar otra arma promocional que siempre tiene su interés; el vistazo a cómo se hace la serie. En este caso, se trata de un especial de media hora, titulado "A day in the life", que resume cómo sería un día en la producción de "Juego de tronos", y que si no ayuda a saber casi nada de lo que pasará en la próxima temporada, sí resulta interesante para quienes tengan curiosidad por saber cómo puede mantenerse en marcha una empresa de dimensiones tan enormes como es el rodaje de esta serie.

Weiss y Benioff ya han dicho en más de una ocasión que la producción no descansa nunca, que es como si estuviéramos ante el rodaje de "Los Vengadores. La era de Ultrón" repetido de nuevo en cuanto llega el verano. Ellos encadenan el montaje y la post-producción de los capítulos de una temporada con la escritura de la siguiente y con el rodaje de esos nuevos episodios, y la escala a la que se refieren se refleja bastante bien en "A day in the life". Desde las seis de la mañana hasta las 6:30 de la tarde, desde Belfast a Dubrovnik y Sevilla, lo que el especial logra transmitir es que "Juego de tronos" no sólo es grande en cuanto a seguimiento del público. Rodar con dos unidades al mismo tiempo en tres países diferentes es algo muy inusual en televisión, y las enormes dimensiones de la producción, y la presión que conllevan, también quedan bien retratadas en los preparativos de los productores en España, que se estrena como localización lidiando con la dificultad de subirse a un tren en marcha que va a casi más velocidad que el de "Snowpiercer".

Justo por esa novedad, el lado español es el que termina recibiendo más atención en el programa. Vemos a los productores visitar los Reales Alcázares de Sevilla (que serán en la serie los Jardines del Agua de Dorne, inspirados en Al-Andalus) y explicar dónde pueden rodar y dónde no, y también vemos la construcción de las arenas de combate de Meereen en la plaza de toros de Osuna. En ese aspecto, el de mostrarnos a los hombres y mujeres detrás de la cortina de Oz, "A day in the life" es un making of curioso e interesante. Quien esperara encontrarse un adelanto de lo que está por pasar, tendrá que esperar al 12 de abril.
Publicar un comentario en la entrada