22 marzo 2016

Revelaciones de personajes


Más de una vez hemos comentado que lo más habitual es que sigamos una serie por sus personajes. La trama puede ser el motor hasta cierto punto, pero suele ser muy común que, si no hay unos personajes bien construidos y con gancho sustentándola, acaba agotándose y perdiendo el interés. El ejemplo más común de este caso es "Prison Break", muy entretenida en su primera temporada, pero cuya trama sobre los intentos de Michael Scofield por limpiar el nombre de su hermano se quedó sin nuevos trucos ya al principio de su segunda entrega. Ten unos personajes atractivos, y la serie puede sobrevivir a casi cualquier giro estrafalario, pero hay que acordarse de cuidarlos y de darles una evolución coherente.

Todas las temporadas hay siempre series en las que aparece un protagonista, o un secundario, que se lleva casi más atención que los que, a priori, deberían recibir todos los focos de atención. Terminan siendo las revelaciones de sus series, personajes de los que veríamos un spin off aunque fuera en forma de webserie y que convierten el visionado de cada episodio en una experiencia mucho más entretenida. Algunos hasta son genuinos 27%, que habría dicho en su momento la revista Empire. A la cabeza está, por ejemplo, Olivia Colman, cuya Angela Burr de "El infiltrado" es una de las mejores cosas de esa miniserie. Es el cerebro detrás de toda la operación para atrapar a Richard Roper, pero al mismo tiempo aporta cierta levedad que viene muy bien. Y el dúo que forma con David Harewood (que parece encasillado en papeles de funcionario de inteligencia estadounidense) es de las cosas más entretenidas que puede verse ahora mismo en televisión. ¿Se puede hacer una precuela que nos muestre su colaboraciones anteriores?

Cuando se introduce un personaje nuevo en una serie, no se sabe cómo lo va a acoger el público ni cómo va a funcionar con el resto de protagonistas, que ya tienen una dinámica establecida de antes. Pero Pacino, el sustituto de Julián en "El Ministerio del Tiempo", ha resultado ser una de las mejores cosas que le ha pasado al título de La 1. Hugo Silva despliega un gran timing cómico y desarrolla una estupenda dinámica con Amelia y, sobre todo, con Alonso. Veríamos una sitcom con ellos dos compartiendo piso ya mismo. Y algo parecido pasa con otros personajes de los que ya hemos hablado en otras ocasiones desde el principio de la temporada 2015/16.

Por ejemplo, Patterson en "Blindspot" es la Felicity Smoak de la serie, y la más humana y entretenida de todos, con mucho. La tragedia personal que sufre no ha hecho más que aumentar su ascendiente sobre el equipo y dejar en evidencia a algunos de los "caracartón" que lo componen, y sin que Ashley Johnson sea la mejor actriz del prime time estadounidense. Pero ni siquiera su presencia puede convertir "Blindspot" es un lugar feliz, porque no es ese tipo de serie. Cat Grant, sin embargo, sí tiene ese poder con "Supergirl". Y eso que no se atrevieron a avanzar por el camino que habían abierto antes de irse de hiato invernal. Pero el final del episodio con la kryptonita roja, en el que Supergirl se refugia en el balcón de Cat, es muy significativo de cuál es la relación central de la serie. Desde luego, es la más entretenida de ver y la que merece un spin off para ella sola. La cantidad de shippers que se han ganado bien lo prueba.
Publicar un comentario en la entrada